Policiales
Lunes 27 de Julio de 2015

El empleado sospechado de cobrar coimas en el IPV está a un paso de jubilarse

Se trata de Alberto Oyola, quien tiene más de 20 años de trabajo en la repartición del gobierno. Después del allanamiento del mes de abril, apareció una decena de personas que acusa al empleado de haberles cobrado una sume superior a los $10.000 a cada uno.

Después de un gran operativo policial y un allanamiento en pleno Centro Cívico en el marco de una investigación por un hombre acusado de cobrar coimas a cambio de adjudicar viviendas del IPV, hoy se supo que el único acusado está a un paso de jubilarse y por lo tanto no debería afrontar ningún tipo de sanción por parte de su empleador, en este caso, el Estado sanjuanino. 
El 28 de abril de este año y por orden del juez Maximiliano Blejman ordenó allanar las oficinas tras una denuncia en la que tres hermanos aseguraron que pagaron $150.000 a cambio de una casa. Los denunciantes aseguraron que el empleado Alberto Oyola les había cobrado el dinero. 
El día del allanamiento encontraron $10.000 en un escritorio y las autoridades se llevaron la computadora del sospechoso. 
Según publica este lunes Radio La Red, Oyola está a un paso de la jubilación. es decir que no deberá afrontar la resolución de un sumario administrativo que se está desarrollando en su contra y que podría terminar hasta con su despido, algo que no sucederá porque el empleado se terminará jubilando. 
Mientras Oyola espera su retiro el interventor del IPV, Martín Juncosa, realizó declaraciones públicas en las que aseguró que ya ha recibido por lo menos 10 denuncias de personas que aseguran que Oyola les cobró dinero bajo la promesa de conseguirles una vivienda. 
Si bien el sumario admnistrativo quedará sin efecto cuando Oyola se jubile, aún seguirá en marcha la causa judicial en la que se investiga este caso. 

Comentarios