Policiales
Domingo 10 de Abril de 2016

El dolor del padre de Milagros al encontrar su cuerpo: “Allá está mi Mili”

Luego de una semana de intensa búsqueda, las fuerzas de Neuquén hallaron a la jachallera perdida en el río Limay. Unos 140 efectivos participaron del rastrillaje.

"Ahí está mi Mili", gritaba sin consuelo Hugo Varela, el papá de Milagros, al ver el cuerpo de su hija flotando en el río Limay, enganchado en la rama de un árbol a metros de la orilla, según manifestó el diario LM Neuquén.
Desde la noche del sábado pasado, cuando Milagros cayó al río en el auto de un amigo, la búsqueda por agua y tierra fue frenética. Hubo 140 efectivos de Policía, Bomberos, Prefectura y Defensa Civil de Plottier afectados al rastrillaje.
Carlos Abello, agente de Defensa Civil de Plottier, fue quien encontró el cuerpo. "Ayer iba haciendo un rastrillaje y vi al papá y al tío de Milagros, por lo que se subieron y me acompañaron. Al llegar a la altura de la planta de residuos cloacales divisé algo flotando. Paré y bajé a ver y me encontré con la chica flotando, atorada contra un árbol", contó Abello a LM Neuquén.
El agente tuvo que girar y decirle a Hugo Varela que su hija estaba ahí. "Se quería tirar al río para sacarla y gritaba 'ahí está mi Mili'. Fue desgarradora la situación", confesó Abello.
Ni bien logró tranquilizar al papá de Milagros, llamó a la Policía y en cuestión de minutos buzos, forenses y la fiscal Gloria Lucero llegaron al lugar, que se encuentra a tres kilómetros de la calle Batilana por donde la joven y su amigo cayeron al río en el auto.
Salida trágica
El sábado pasado a las 21:30, Milagros había salido con un amigo de 20 años que la pasó a buscar por su casa para dar una vuelta. Subió al Fiat Uno y el joven, alcoholizado, comenzó a acelerar sin saber que la calle Batilana, que carece de señalización y luminaria, hace un giro abrupto a pocos metros del río. El joven no advirtió la curva y así como venía volaron en el auto, literalmente, para caer 15 metros dentro de las frías aguas del Limay.
Él alcanzó a salir por sus propios medios, pero otra fue la suerte de Milagros. Unos pescadores de la zona, que vieron todo, se arrojaron al río pero nada pudieron hacer y Milagros se fue perdiendo en la oscura noche, peleando contra la corriente.
Informes clave
Del joven que manejaba el auto la fiscalía confirmó que había excedido la cantidad de alcohol permitida para manejar y quedó en libertad a disposición de la causa.
Ahora la fiscal Gloria Lucero aguarda que le lleguen distintos informes accidentológicos y mecánicos que permitan determina la dinámica del accidente. De acuerdo con el resultado de los informes, se evaluará la posibilidad de acusar al joven por el delito de homicidio culposo. Ayer se le hizo la autopsia al cadáver de la joven y hoy entregarían el cuerpo a la familia. (Fuente: LMN). 

Comentarios