Ovación
Lunes 13 de Abril de 2015

El día que Galeano patentó su teoría de por qué Messi juega así

El escritor uruguayo siempre se caratuló como un apasionado del fútbol, pudo verlo en la cancha al Diego y enloqueció con Messi, tal cual lo retrató en su "teoría".

El gran Eduardo Galeano nos dejó este 13 de abril. Era periodista, escritor y uno de esos personajes que se pueden definir como pensadores. Pero como la mayoría de los sudamericanos, el uruguayo también era fanático del fútbol. Y de Nacional de Montevideo, claro está. Tenía admiración por Diego Maradona, a quien pudo disfrutar en su mejores años, aunque otro futbolista se robó su atención en el último tiempo: Lionel Messi.

En una entrevista con el diario LA NACIÓN, el uruguayo contó la teoría que había inventado sobre la Pulga y cómo había hecho para que le llegue al jugador de Barcelona y de la selección argentina. Parece que a Messi le gustó, porque le hizo llegar una camiseta de regalo.

A continuación, un fragmento de la charla con la periodista Diana Fernández Irusta:

-¿Cuáles son sus infiernos?

-Tengo un cielo y un infierno... [sonríe] que se alimentan mutuamente. ¿Te imaginás qué sería de Dios sin el diablo, pobre? Se iría a un fondo de jubilados, tendría que retirarse. Es como imaginar a River sin Boca o a Boca sin River.

-Entiendo. Pero tiene la desgracia de que lo está entrevistando una persona muy poco futbolera.

-Eso te salva de muchas angustias [risas]. Lo que pasa es que el fútbol da alegrías, no creas. Y da placer. Bien jugado, da placer. Ver jugar a Messi da placer.

-Hace rato que, para usted, verlo a Messi es una fiesta.

Incluso inventé una teoría, que se la hice llegar a él a través del director técnico de la selección: así como Maradona lleva la pelota atada al pie, Messi lleva la pelota dentro del pie. Lo cual es un fenómeno físico [se ríe, sus propias carcajadas lo interrumpen]. Inverosímil. La frase le llegó. Y se ve que le gustó, porque me mandó una camiseta de regalo. Científicamente es imposible., ¡pero es la verdad!.

Cancha Llena

Comentarios