Deportes
Martes 04 de Enero de 2011

“El Dakar es una cosa difícil de salir”

Orly Terranova es el crédito argentino en autos. Aseguró que este rally se convirtó “casi en una droga” que no puede dejar.

Lo catalogan como la esperaza argentina en autos. Incluso el máximo favorito del Dakar 2011, el español Carlos Sainz aseguró que es un rival a vencer. Conduce una BMW X3 del X Raid Personal Team oficial. Según ha manifestado se siente sumamente cómodo y entusiasmado por ser compañero de equipo de Peterhansel.

Todo ello más la experiencia de las ediciones anteriores, pueden convertir al mendocino Orlando Terranova en uno de los grandes protagonistas del rally que unirá Argentina y Chile.

En 2010 ganó el Raid de Túnez y llega a esta prueba cargando la expectativa de muchos sobre sus espaldas. En la noche del sábado, cuando arribó al campamento de Victoria Orly le dio a su equipo todas las indicaciones: “En el primer tramo aunque no sea cronometrado uno va sientiendo el auto. Hice algunas anotaciones, marqué algunas cosas incomodas y estamos buscamos dejar el auto para hacer 9.000 kilómetros”.

El piloto argentino se mostró sorprendido por la cantidad de público que acompañó el primer tramo del rally, aunque este detalle no le simpatizó demasiado: “Creo que nadie esperaba tanta gente y los últimos tres kilómetros estuvieron totalmente bloqueados. Creo que un poco se desbordó”.

Dialogando acerca de sus experiencias anteriores y de lo que significa para él correr el Dakar, Orly señaló: “Cuando lo corrí por primera vez en Africa dije a esto no vuelvo más pero se convierte casi en una droga, en una cosa dificil de salir”.

La atracción del dakar, según Terranova radica en la combinación de “deporte, aventura, adrenalina y competencia. Son todas cosas que me gustan”.

Para poder llegar a la meta y cumplir con el propósito trazado, Orly considera que “es fundamental el diálogo con el equipo. Mi gente reúne cinco nacionalidades distintas. Tenemos que esforzarnos día a día para conformar un buen equipo porque a mi me toca estar arriba del auto y a ellos abajo. Si ellos no hacen su trabajo yo no puedo hacer el mio”.

El mendocino tiene en claro que sus aspiraciones deben apuntar alto: “El puesto siempre importa. En estos equipos los pilotos no buscan solamente dar la vuelta, sino dar la vuelta con un buen resultado”.

Mientras tanto, se propone ser cauteloso e “ir haciendo la carrera día a día. Hoy (por ayer) es un día para llegar tranquilo a Córdoba y sentir el auto. Después empieza lo mejor”.

Comentarios