Mundo
Lunes 22 de Febrero de 2016

El alcohol durante el embarazo podría aumentar el riesgo de "ictus"

Exponer al feto al alcohol podría impedir el flujo sanguíneo renal en la edad adulta y aumentar los problemas neurológicos causados por un derrame cerebral.

El alcohol es sin duda, una de las drogas más aceptadas socialmente a día de hoy. Nuestra vida cotidiana está plagada de momentos en los que el consumo de alcohol está presente, como si se tratara de un ritual.
Recientemente, un equipo de investigadores del 'Texas A&M Health Science Center' ha realizado un estudio acerca de las consecuencias futuras de la exposición al alcohol antes del nacimiento. Los datos obtenidos han sido presentados en la Conferencia Internacional de Ictus 2016, ya que este hecho podría ser la causa de problemas neurológicos.
Los investigadores administraron etanol a seis ratones hembra dos veces al día durante cuatro días, desde el día 12 de gestación al 15, y dieron agua a otros seis ratones hembra gestantes. A los 12 días de gestación, los ratones estaban en una etapa del embarazo comparable a finales del primer trimestre en los seres humanos, según los investigadores.
Mediante el uso de pruebas de ultrasonido, el equipo midió el flujo sanguíneo tanto en la descendencia masculina como femenina de los ratones a los 3 meses de edad, un periodo equivalente a la edad adulta en los seres humanos.
Los roedores fueron sometidos a un análisis de flujo de sangre que dio como resultado un aumento de la resistencia arterial dentro de los riñones (signo de una posible hipertensión renal temprana) en la descendencia masculina que fue expuesta al alcohol antes de nacer.
La evaluación de los resultados dictaminó que los ratones expuestos al consumo de alcohol durante su etapa de gestación, sufrieron un nivel de deterioro mayor que los que no lo habían estado.
Las mediciones de la zona de derrame cerebral dañada del cerebro se correlacionaron con las puntuaciones en pruebas neurológicas en las hembras, pero no en los machos, con la exposición fetal al alcohol.
"El hallazgo indica que en los ratones expuestos al alcohol antes del nacimiento, el sexo parece jugar algún papel en si el volumen de tejido dañado en el cerebro se correlaciona con el deterioro funcional y neurológica", apunta el investigador principal Shameena Bake.
Esta investigación vendría a comprobar que el alcohol consumido en las madres gestantes afecta directamente en la salud futura del individuo. Una responsabilidad la de ser madre, que recae en más de lo que meramente se refiere a los primeros cuidados del recién nacido.

Comentarios