Economía
Sábado 12 de Diciembre de 2015

Economistas calculan que la tasa promedio de inflación fue del 806% entre 2003 y 2015

Los consultores afirmaron que hubo casi una década en la que la inflación se incrementó un 20% anual promedio. 

Consultores afirman que pasó casi una década en que la inflación, medida por el Relevamiento de Precios Minoristas (RPM) de Economía & Regiones (E&R), se incrementó a una tasa promedio anual del 20% aproximadamente, 806% entre las puntas, entre los meses de noviembre de 2003 y 2015.
"Ya en octubre 2006 desde E&R comenzamos a advertir sobre la intervención del INDEC y cómo se estaba pisando la inflación", sostuvieron los economistas Verónica Sosa, Guillermo Giussi, Mario Sotuyo, Diego Giacomini, Estaban Arrieta y Valeria Sandoval, autores del Semanario Económico de la consultora.
Apuntaron que la inflación se desaceleró a lo largo del 2015 y cerraría el año en torno a 24% interanual, pero que detrás de esta cifra "se esconde una dinámica de precios relativos muy heterogénea; es decir hay precios que aumentan muchos más que otros", al señalar que las "estadísticas estuvieron fraguadas".
Por un lado, señalaron "los precios de los servicios ofrecidos por el sector privado exhiben los mayores incrementos, mientras que del otro lado, los bienes básicos y los servicios públicos presentan aumentos de precios menores al promedio".
"Este comportamiento dispar se debe fundamentalmente al uso del tipo de cambio oficial como ancla nominal, lo que modera el avance del precio de los transables; y en menor medida, se debe a la caída de los precios internacionales de los commodities y el plan de precios cuidados", sostuvieron.
En tanto, explicaron que los relevamientos preliminares correspondientes a este mes, muestran que durante los primeros días de diciembre 2015 habría habido una aceleración del ritmo de incremento de la inflación.
"La actual aceleración inflacionaria es producto de la política monetaria del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y responsabilidad de (Alejandro) Vanoli", frente al Central, aclararon.
Consideraron que "la emisión monetaria tarda en impactar sobre precios entre 10 y 15 meses. Es decir, se emite de más y recién se ve reflejado en mayor inflación entre 10 y 15 meses más tarde. El tipo de cambio es un precio más de la economía. También necesita convalidación monetaria para subir".
"El punto es que el cepo, al impedir que los pesos vayan contra los dólares, también impide que haya convalidación monetaria para el dólar y la divisa se encarezca", manifestaron.
Por lo tanto, evaluaron que "si se abre el cepo sin eliminar el sobrante de pesos, la suba del tipo de cambio y su traslación a precios será otra convalidación monetaria (como la de los otros precios)".
"No se vislumbra que los agentes económicos esperen mayor inflación como resultado del cambio de gobierno, lo cual da por tierra con el argumento de los funcionarios del gobierno saliente", precisó el informe.
Fuente: NA

Comentarios