País
Jueves 20 de Enero de 2011

Echaron al embajador argentino en China en busca de relanzar el negocio del aceite de soja

Cesar Mayoral fue desplazado porque, según la Cancillería, tenía "problemas de gestión" y mostraba "falta de acciones. El negocio del aceite sojero movió el año pasado 2.000 millones de dólares en este país.

El embajador argentino en China, César Mayoral, fue desplazado de su cargo por decisión de la Cancillería, aunque todavía no fue designado quién lo reemplazará
en ese cargo considerado estratégico por el Gobierno, que tiene la intención de relanzar las relaciones comerciales con el gigante asiático.

Mayoral, quien se desempeñaba en su cargo desde mayo de 2008, fue separado por "problemas de gestión" y "falta de acciones".

Según indicó un matutino porteño, la decisión de la cartera que preside Héctor Timerman tomó la decisión luego de la visita de la semana pasada al país asiático de la ministra de Industria, Débora Giorgi.

Allí, en una reunión mantenida en Pekín con el ministro de Comercio chino, Chen Deming, quedó el compromiso de que ese país seguirá comprando aceite de soja a la Argentina, aunque quedó flotando la amenaza de suspensión de esas importaciones.

Trascendió que la decisión sería con el único fin de mejorar las relaciones entre Argentina y China, que se vieron afectadas durante el año pasado luego de la suspensión de un viaje oficial de la presidenta Cristina Kirchner, en medio del conflicto por las reservas del Banco Central.

Argentina es el primer exportador de aceite de soja a China, con un volumen de envíos que alcanzó los 2,58 millones de toneladas en 2010, por un valor superior a los 2,000 millones de dólares, según datos del Ministerio de Agricultura.

Comentarios