Policiales
Viernes 04 de Noviembre de 2016

Dos adolescentes amenazaron con realizar una masacre en la escuela y las descubrieron

El 14 de octubre, la comunidad educativa de una institución educativa amaneció conmocionada por la amenaza de muerte que figuraba en el Facebook del colegio. A través del perfil falso "Rubén Espinoza" advertía: "Voy a asesinar a los chicos de cuarto y quinto año y al que se me cruce".

Una investigación policial logró determinar que dos alumnas de 5º año fueron las autoras de las amenazas de la masacre en el CPEM 49 de Valentina Sur. La fiscalía analiza acusarlas penalmente.

El 14 de octubre, la comunidad educativa de la institución amaneció conmocionada por la amenaza de muerte que figuraba en el Facebook del colegio. A través del perfil falso “Rubén Espinoza” se advertía: “Voy a asesinar a los chicos de cuarto y quinto año y al que se me cruce”.

Con la alerta disparada, la directora Silvia Conesa llamó a la Policía, suspendió las clases y convocó a una reunión de padres de emergencia ante la amenaza que aducía: “Nunca van a olvidar esta masacre”.

Delitos y Seguridad Personal de la Policía coparon el establecimiento y en medio de la reunión de padres recibieron el aviso de que había una nueva amenaza en las paredes del baño: “La masacre todavía no termina”.

En ese momento, Conesa dijo a LM Neuquén: “No sospecho de nadie, no conozco a ninguna persona que se llame así, no hubo amenazas anteriores ni ningún conflicto, tampoco la conversación que menciona el agresor porque ese día estuve cuatro horas y no hablé con nadie nada raro”, dijo la docente que radicó la denuncia penal.

La fiscalía ordenó al departamento de Seguridad Personal una investigación. Peritos informáticos comenzaron a trabajar a partir de la cuenta de Facebook que había hecho la amenaza y establecieron que había sido abierta esa misma semana, por lo que tenía una finalidad específica.

Una alumna de 19 años, del turno mañana, denunció haber recibido una amenaza en su celular de parte del mismo usuario de Facebook (ver recuadro).

El mensaje fue clave porque para los investigadores no había dudas de que la amenaza había surgido dentro del colegio. Se solicitó información a Movistar del celular de donde había salido el mensaje y se siguió un patrón de comunicaciones. Además, se pudo identificar los equipos por su número de IMEI.

Tras el cruce de los celulares, se logró establecer que de uno de ellos habían salido la amenaza de Facebook y el mensaje a la alumna que denunció. En definitiva, hay dos alumnas de quinto año involucradas en la maniobra. Ya están identificadas por la Policía y la Fiscalía analiza avanzar en una causa penal. El CPEM 49 será puesto al tanto para que determine qué hará con las jóvenes.

La denuncia clave

El mensaje que recibió una estudiante

“Soy Rubén. ¿Vos creés que me están rastreando? jaja, soy hackeador profesional, la Policía va a llegar a una de sus casas, creé el correo en una de sus computadora, así que avisales a todos tus compañeros que les va a caer la cana. Decile a la directora que fue una buena charla hoy a la madrugada. Ya que no les dice ella, les aviso que le di una semana más para que me pague la guita que me debe. Hagan la denuncia así le aprieta el zapato a la directora”.

Fuente: Neuquén.com

Comentarios