Jueves 21 de Julio de 2016

Detuvieron a diez personas que planeaban atentados durante los Juegos Olímpicos

El grupo había jurado lealtad a Estado Islámico a través de Internet, pero no había tenido comunicación con el grupo jihadista.

A quince días del inicio de los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro, las autoridades de Brasil anunciaron que detuvieron hoy a un grupo sospechoso de planear atentados terroristas durante el megaevento deportivo que comenzará el 5 de agosto con una ceremonia en el estadio Maracaná.
Según informó el ministro de Justicia, Alexandre de Moraes, diez personas fueron arrestadas en varios estados y otras dos son buscadas después de haber sido monitoreadas durante varias semanas por el intercambio de opiniones de intolerancia racial, de género y religiosa a través de redes sociales como WhatsApp, en un grupo llamado Defensores de la Sharia, y por Telegram. Además, habían realizado un juramento al grupo extremista Estado Islámico (EI) por Internet.
El ministro indicó que las órdenes de detención fueron decididas luego de que estos individuos pasaron de simples comentarios a "actos preparatorios" para un ataques, como el intento de compra de un fusil AK-47 clandestino proveniente de Paraguay, y la búsqueda de entrenamiento en tiro y artes marciales.
"Hubo un primer contacto con Estado Islámico, un bautismo por medio de Internet. Y poco después una serie de actos preparatorios. El grupo pasó a entender que, con las Olimpíadas, Brasil podría volverse un blanco. Pero se trata de una célula desorganizada, absolutamente amateur, sin preparación", informó en conferencia de prensa en Brasilia De Moraes, quien resaltó que en ningún momento hubo comunicación directa con Estado Islámico ni financiación por parte de ese grupo terrorista que pretende instalar un califato en Irak y Siria.
El ministro agregó que todos los investigados son ciudadanos brasileños y que en comunicaciones entre ellos conmemoraron los atentados de Orlando, en Estados Unidos, y Niza, en Francia, por los que EI se ha responsabilizado. Varias de las personas presas tenían antecedentes criminales, seis de ellas condenadas por homicidios.
"Hicieron apología del Estado Islámico y pasaron a actos preparativos concretos, por eso se aplicó la Ley Antiterrorista para detenerlos", subrayó.
Por la información que se tiene hasta el momento, no había blancos específicos para atacar durante los Juegos, en los que participarán 12.000 atletas de unos 200 países. Brasil ha desplegado un gran operativo de seguridad para estas Olimpíadas, que incluye a 85.000 efectivos, 41.000 de ellos militares, además de agentes de inteligencia y policía de varios otros países, incluida la Argentina.
"Nuestra mayor preocupación es la seguridad pública, y cualquier acto, por más insignificante que sea, será frenado para evitar cualquier problema futuro", destacó De Moraes.
 
 
 

Comentarios