Mundo
Miércoles 30 de Marzo de 2016

Descubrieron que fue lo que impactó contra la superficie de Júpiter

El astrónomo aficionado John McKeon observaba las lunas de Júpiter con sus telescopio de 11 pulgadas desde Swords, Irlanda, el pasado 17 de marzo, cuando repentinamente un objeto apareció en su campo de visión e impactó contra el mundo más grande del Sistema Solar. La escena, en la que se ve un punto brillante golpeando el planeta, fue capturada por el sorprendido aficionado en un vídeo en time-lapse que ha colgado en YouTube.

Aunque todavía es pronto para saber con exactitud qué ha chocado con Júpiter, Paul Chodas, que dirige el Centro para el Estudio de Objetos Cercanos a la Tierra en el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA en Pasadena, California, explica a Space.com que, probablemente, lo que se ve en las imágenes es un asteroide, no un cometa.
Otro astrónomo aficionado, Gerrit Kernbauer, de Mödling, Austria, también capturó el evento astronómico y lo subió a YouTube. "La visión no era la mejor, así que dudaba de procesar los vídeos", escribió en su descripción del vídeo. "Sin embargo, 10 días después eché un vistazo a los vídeos y me encontré con este extraño punto de luz que apareció durante menos de un segundo en el borde del disco planetario. Pensando en Shoemaker-Levy 9, mi única explicación para esto es un asteroide o cometa que ingresó en la atmósfera de Júpiter y se quemó/explotó muy rápido".
Esta no es la primera vez que Júpiter ha sido golpeado por una roca espacial o un cometa. En julio de 1994, el cometa Shoemaker-Levy 9 (SL9) impactó en Júpiter y dejó gigantescas cicatrices oscuras en la atmósfera del planeta visibles durante semanas. Este espectacular golpetazo fue la primera observación directa de una colisión extraterrestre en el Sistema Solar. Sus efectos todavía persisten, ya que según los astrónomos, el planeta todavía conserva en su atmósfera agua dejada por la roca espacial.
En 2009 se produjo otro impacto en la región polar de Júpiter que dejó una cicatriz del diámetro de la Tierra. Poco después, en junio de 2010, astrónomos aficionados observaron un misterioso flash de luz sobre la superficie del planeta. El estallido luminoso fue provocado por el paso de un meteoro gigante en llamas por encima de las nubes. La roca no se introdujo suficientemente en la atmósfera como para explotar y dejar tras de sí una nube de escombros, algo habitual observado en las anteriores colisiones de rocas cósmicas contra este mundo.
En 2012, otro objeto chocó contra Júpiter produciendo un pequeño impacto luminoso que se pudo ver desde la Tierra. George Hall, astrónomo aficionado, captó el instante preciso del choque y lo colgó en su web.
¿Demasiados golpes? El gigantesco Júpiter, con su enorme atracción gravitatoria, funciona como un gran escudo que atrae a cometas y asteroides y protege, en cierta medida, a otros mundos interiores, como la Tierra. Según explicaban en un anterior estudio investigadores de la Universidad del País Vasco (UPV), el planeta "podría verse afectado por objetos de alrededor de 10 metros de diámetro entre 12 y 60 veces al año, unas cien veces más que la Tierra". 
Fuente: abc

Comentarios