Miércoles 22 de Junio de 2016

Descubrí si necesitas ir a terapia

Todas pasamos por periodos de estrés, angustia, depre y problemas, por lo que un poco de ayuda extra puede ser fenomenal

Para muchas personas, acudir a una terapia psicológica es un tabú. Aunque en un sin número de situaciones sería muy útil, mucha gente prefiere posponerlo.
 
“Se cree que es algo malo o que es sólo para aquellos que tienen trastornos mentales severos. Incluso algunas personas tienen miedo a ir al psicólogo por el qué dirán; sin embargo, es todo lo contrario, ir al psicólogo es muy sano y las personas que deciden acudir se preocupan por su bienestar. En pocas palabras, están más cuerdos que muchos otros”, dice la psicóloga Estefanía Pavan.
 
¿La determinación ya no te funciona? ¿Te has planteado ir a una terapia? ¡Que no te dé miedo ni pena! “Ir con un psicólogo no es signo de debilidad; más bien, representa que la persona se valora y por eso quiere pedir ayuda; en realidad, es un acto de valentía”, explica la experta.
 
¿POR QUÉ IR?
 
Hay muchas razones por las que una terapia puede ayudarte, y no necesariamente tienen que ver con una enfermedad mental.
 
Puede ser que necesites aprender a manejar el estrés, poner límites, dejar de fumar, controlar la ansiedad, superar una separación, aumentar tu autoestima o simplemente trabajar una situación momentánea que no te deja tranquila.
 
“Los psicólogos solamente proporcionamos las herramientas para que cada persona resuelva
por sí misma lo que le afecta. Buscamos el camino más adecuado para que el paciente salga adelante”, expone Pavan.
 
Antes de comenzar, hay factores que conviene tener en cuenta, por ejemplo, que te sientas a gusto con el psicólogo que te atenderá, pues al principio puede ser raro hablar de tus problemas con un desconocido.
 
También es básico que sepas que tienes que ser lo más sincera posible y no sentir vergüenza de abrir por completo tus sentimientos, ya que él no te va a juzgar ni contará tus problemas a alguien. El siguiente paso es pedir una cita con varios profesionales y, a partir de entonces, elegir el que más te guste.
 
Antes de empezar tienes que saber que existen distintas corrientes psicológicas que funcionan de modo distinto. Tu carácter y la situación que quieras resolver son elementos básicos a la hora de elegir qué corriente es ideal para ti.
 
Según la experta, las psicoterapias, o sea, las dirigidas a la conciencia, están ampliamente relacionadas entre sí, por lo que algunos especialistas combinan elementos de varias escuelas.
 
¿CUÁNDO IR?
 
Si te identificas con uno o más de estos síntomas, tal vez debas acelerar el paso y pedir ayuda:
 
- Has sufrido un trauma y no puedes superarlo.
 
Por ejemplo, la muerte de alguien querido.
 
- Utilizas estimulantes para estar mejor.
 
Abuso de alcohol para olvidar, pastillas para poder dormir, usas drogas, te castigas sin comer o bien estás comiendo en exceso.
 
- Sientes que no tienes control.
 
Te dan ataques de ansiedad y experimentas miedo con frecuencia. Te encuentras en medio de unasituación límite. Y no sabes cómo resolverla, como un truene, un problema grave de salud o estrés laboral.
 
- No sabes controlar tus emociones.
 
El llanto, la angustia y la desesperanza se apoderan siempre de ti.
 
- Eres bastante negativa.
 
Tienes obsesiones, pensamientos catastróficos y agresividad, lo que te ha traído problemas o te impide vivir con normalidad.
 
- No te gusta tu vida.
 
No sabes por qué te encuentras en este mundo y en ocasiones desearías mejor desaparecer.
 
- No puedes dormir.
 
Tienes insomnio o simplemente no logras desconectarte de ciertas situaciones que te agobian. 
 
Fuente: cosmopolitan

Comentarios