País
Viernes 15 de Enero de 2016

Denunciadora: Carrió pidió investigar a Bonfatti y el ex gobernador le iniciará juicio

La diputada nacional de Cambiemos Elisa Carrió cree que el socialista estuvo detrás de una maniobra para ocultar a dos de los prófugos.

La diputada nacional Elisa Carrió aseguró que los tres prófugos condenados por el Triple Crimen de General Rodríguez "estaban detenidos el sábado", aunque finalmente se informara que ese día fue recapturado uno solo, y pidió investigar al ex gobernador santafesino Antonio Bonfatti por esa presunta maniobra. La respuesta no se hizo esperar: Bonfatti trató de "desquiciada" a la legisladora y anticipó que iniciará acciones legales.

"La información del gobierno (nacional) fue correcta, acá el que cambia la información es el gobierno de Santa Fe", lanzó Carrió y deslizó: "Yo investigaría a Bonfatti porque él es el que tiene las relaciones con las fuerzas policiales e incluso con (Mario) Segovia, el rey de la efedrina, que también quería que lo trasladaran a Rosario el día de la fuga".

La líder de la Coalición Cívica, aliada a Cambiemos, consideró que quienes llevaron al gobierno a informar erróneamente que, el sábado pasado, fueron recapturados los hermanos Martín y Cristian Lanatta y Víctor Schillaci en la localidad santafesina de Cayastá "quizás querían la renuncia de la ministra (Patricia) Bullrich, porque las mafias operan así.

"Es la ministra de Seguridad del gobierno nacional y no va a pactar" con las "mafias", aseguró. La legisladora también volvió a apuntar al ex funcionario kirchnerista Aníbal Fernández, un día después de haber afirmado que "tuvimos un criminal como jefe de Gabinete".

En cuanto a la confusión generada el sábado, de que habían recapturado a los tres prófugos de General Alvear y no solo a Martín Lanatta, Carrió reiteró que "los tenían guardado en el arrocero" ese día para que luego aparecieran el lunes.

Puso como prueba de ello la existencia de "un whatsappero" de Cambiemos de la zona, que habló a través de la red social sobre la presunta detención de los tres fugados el mismo sábado.

"En el grupo de Whatsapp, gente militante nuestra que esta ahí dijo que estaban los dos detenidos en la arrocera. Efectivamente estaban detenidos; imposible que no los detecten; esa comunidad es pequeña, los campos no son de gran extensión", argumentó.

Carrió interpretó que "los mantuvieron detenidos, y esto también es policía de Santa Fe, pero no se podía informarninguna manera. Trataron de burlarse de alguna manera de lo que hizo el gobierno nacional. Según el Whatsapp, a las 16 horas ya estaban detenidos en la arrocera, pero no se podía informar".

"En realidad, lo que querían poner en cuestión a la ministra Bullrich, poner en cuestión para dominar, típico de sectores mafiosos", expresó.

Bonfatti, al tanto de los dichos de Carrió, acusó a la diputada de estar "desquiciada" y de "decir cualquier cosa" para defender al gobierno nacional y de la provincia de Buenos Aires.

"Me enteré y mi primera reacción fue de estupor y bronca. Voy a hablar con mi abogado para hacer una denuncia penal porque no voy a dejar que me enrostre relación con personajes oscuros", adelantó. También recordó que durante su mandato al frente de la provincia sufrió "ataques de balazos en su casa" por enfrentar a delincuentes.

Al final, dijo que Carrió "cree que por la inmunidad parlamentaria puede decir lo que se le viene en boca y lo que inventa su mente fabuladora".

Rápido de reflejos, el gobernador Miguel Lifschitz también salió al cruce de Carrió, y manifestó que si la diputada "tiene alguna sospecha, que haga la denuncia" y precisó que "hay una intención de ocultar un hecho real", al puntualizar que "hubo negligencia en el Servicio Penitenciario Bonaerense o alguna cobertura política para que estas personas pudieran salir de una cárcel de máxima seguridad sin dificultad" y que "después hubo falta de capacidad para detenerlos mientras estuvieron en Buenos Aires".

El gobernador, además, recordó "cuando hubo información de inteligencia que ubicaba a los prófugos en Santa Fe, que eran tres personas que estaban en una tapera, intervino dos veces Gendarmería y las dos veces lograron escapar. Finalmente fue la policía de Santa Fe la que los detuvo". Lifschitz, advirtió que "no tienen ningún asidero" las denuncias.

Luego de participar de un acto por la entrega de móviles policiales en el Parque Independencia, el mandatario provincial consideró que "hay un juez federal que está interviniendo y conduce la investigación. Hay un fiscal federal, otro provincial, así como un magistrado de Santa Fe que actuaron de manera inmediata".

Luego, agregó el ex intendente rosarino que "hubo un montón de testigos, estaban todos los medios de comunicación del país y de la provincia que siguieron de cerca todos los acontecimientos. El juez es el responsable de conducir la investigación y nosotros no tenemos nada más que decir".

Al ser consultado si había algún efectivo de la policía provincial investigado sobre el presunto ocultamiento de dos de los prófugos, contestó rotundamente que "de ninguna manera".

Manifestó que "ha sido una gestión exitosa que echa por tierra cualquier sospecha, que se sigue sembrando desde Buenos Aires justamemente por quienes no fueron capaces de retener a estas personas en una cárcel de máxima seguridad, ni tampoco de poder apresarlos mientras estuvieron en la provincia de Buenos Aires".

Por último, Lifschitz recordó sus palabras de las últimas horas que "cuando hubo información de inteligencia que ubicaba a los prófugos en Santa Fe, que eran tres personas que estaban en una tapera, intervino dos veces Gendarmería y las dos veces lograron escapar. Finalmente fue la policía de Santa Fe la que los detuvo".

Bullrich reclama que Lifschitz aporte datos

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, reclamó ayer al gobierno de Santa Fe que "aporte los datos para la investigación" sobre las fallas de comunicación y lo que llamó "pistas falsas" en el operativo de recaptura de los tres condenados por el triple crimen de General Rodríguez.

"Que se pongan de nuestro lado, que trabajen con nosotros", solicitó Bullrich y pidió que el gobernador santafesino Miguel Lifschitz "diga quién fue el que le dio la información (sobre la fallida captura de los hermanos Martín y Christian Lanatta, y Víctor Schilacci el pasado sábado), porque al igual que el presidente (Mauricio) Macri él sacó un tuit con esa información".

La ministra señaló además que Lifschitz tiene que decir "quién fue, que nos dé el nombre, para que nosotros podamos poner en el informe, para que caiga quien caiga", y afirmó: "No está bien que el gobierno de Santa Fe ahora diga que hicieron todo bien'". Mientras tanto, el Partido Socialista transmitió su apoyo al ex ex gobernador Antonio Bonfatti, ante "el injusto agravio contra su persona" por parte de la diputada nacional por el frente Cambiemos, Elisa Carrió, que lo vinculó con una maniobra para tratar de "ridiculizar" al gobierno (ver aparte).

En un comunicado de prensa, la mesa nacional del Partido Socialista calificó como "irresponsables" las acusaciones de la legisladora al tiempo que aseguró que "no tienen ningún asidero con la realidad". "No es mediante denuncias sin fundamentos como se fortalece un clima de trabajo en común entre la Nación y las provincias", agregaron.

Antes de todo

La última vez que se vieron cara a cara Antonio Bonfatti y Elisa Carrió (el 23 de septiembre de 2014), Lilita sólo tuvo elogios para el entonces gobernador. “Estuvimos con un gobernador que conoce su provincia y enfrenta los problemas”, dijo Carrió a la salida del encuentro en la Gobernación santafesina. De los elogios pasó a la critica.

Comentarios