San Juan
Sábado 12 de Noviembre de 2016

Denuncia pública: una víbora mordió a su hija y debió hacer tres consultas para que le dieran el antídoto

El insólito caso se registró en Media Agua cuando una serpiente clavó los colmillos en el cuerpo de una menor de edad. La madre asegura que en el hospital de la zona le dijeron que no era venenosa y la mandaron a su casa. Era una yarará.

Un insólito episodio trascendió a través de las redes sociales este sábado porque una niña de Media Agua fue picada por una serpiente y no recibió la atención inmediata y los recaudos necesarios como correspondía, según indicó su madre.

Al parecer, cuando la víbora mordió a la menor, su madre María Carmona, se dirigió al hospital Ventura Llovera de Sarmiento, el domingo pasado. Allí le habrían dicho que la serpiente no era venenosa por lo cual no le aplicaron ningún antídoto y le dieron el alta.

La mujer se quedó preocupada y siguió consultando. Fue así como el lunes habría visitado una salida de Colonia Fiscal donde le recetaron un medicamente y la aconsejaron a dirigirse al hospital Rawson.

En el nosocomio capitalino, realizó la interconsulta. La menor quedó internada en el hospital en observación y se le realizaron diversos análisis. Así descubrieron que la víbora que la mordió fue una "yarará" y se le aplicó el antídoto correspondiente.

Ahora Carmona se queja por la negligencia de los profesionales que la atendieron en un primer momento, a sabiendas de que el hecho pudo tener un desenlace fatal.

Si bien, la mordedura de una serpiente yarará es "raramente fatal" según lo establecen las estadísticas, causa severos daños a los tejidos corporales. Los síntomas clínicos que se pueden advertir son: dolor, necrosis, ardor en la zona de la mordedura, dolores de cabeza, nauseas, vómitos, dolor de abdomen, diarrea, confusión, convulsiones, colapso nervioso y hemorragias masivas.

Comentarios