San Juan
Martes 27 de Septiembre de 2016

Del 3 al 9 de octubre se celebra la semana del porteo y la crianza en brazos

Esta forma de crianza está ganando cada vez más terreno en la provincia. El porteo consiste en cargar a los bebés para que se sientan más seguros y protegidos.

El porteo es una forma de crianza en la que llevamos a nuestros hijos con nosotros. Es decir encima de nosotros. No debería resultarnos raro, ya que la mayoría de los mamíferos hacen esto, y también nuestros antepasados lo han hecho durante siglos.

Esto les permitía poder atender las necesidades familiares (ir a buscar agua, lavar, buscar alimentos…) aunque tuvieran un niño pequeño, porque lo llevaban cargado a todos partes, al mismo tiempo de esta manera lo protegían de los posibles peligros del entorno.

En nuestra era, apenas hay peligros y tenemos a nuestro alcance muchos sistemas alternativos como (cuna, carros, hamacas…) que han hecho que las madres no tengamos la necesidad de llevar cargados a nuestros hijos.

Entonces ¿Por qué portear?

Si tenemos en cuenta que el recién nacido ha estado durante 9 meses dentro de su madre oyendo su latido cardiaco, escuchando su voz, y en un constante movimiento, una vez fuera deberíamos intentar que estuviera en un entorno lo más parecido a la vida dentro del vientre materno.

Por eso los bebes que son porteados lloran menos, se sienten más seguros, se refuerza el vinculo entre el niño y los padres, y se afianza la lactancia materna, porque se le ofrece más veces el pecho.

Al mismo tiempo las mamas pueden realizar cualquier actividad, ya que con el porteo las manos quedan libres.

Por eso las mamas que portean están más seguras, más tranquilas, duermen mejor, en definitiva disfrutan más de su maternidad.

¿Qué es un portabebés?

Es la herramienta que permite a los papas llevar a sus hijos cerca, y así poder realizar a la vez otras tares como cocinar, leer, o realizar cualquier actividad mientras el niño duerme, mama o simplemente esta disfrutando de su madre.

Portabebés ergonómicos: son aquellos que respetan la anatomía y fisiología del niño y del porteador. Hay diferentes tipos de portabebés, cada familia es la que debe elegir el que se adapta mejor a sus necesidades.

– Fulares.

– Fulares elásticos.

– Bandoleras.

– Portabebés de origen asiático. Mei-tai.

– Portabebés simples: Pounch y Tonga

Ventajas del porteo para el niño.

– Están más tranquilos y seguros ya que están en contacto directo con su madre. Por tanto lloran menos.

– Duermen más horas y durante periodos más largos.

– Se reduce el cólico del lactante, ya que el movimiento continuo, la posición vertical y el calor que le da la madre favorece la digestión y la salida de gases.

– Se afianza la lactancia materna ya que el bebe está en contacto directo con el pecho de la madre, lo coge con mayor facilidad y en cualquier momento.

– Se favorece un vínculo y un apego adecuado entre la madre y el niño, con la importancia que tiene este para el desarrollo evolutivo del niño.

– Tiene un mayor desarrollo de todos los sentidos ya que el porteo constituye una estimulación multisensorial, ayudando al sistema nervioso a activar sus funciones al máximo.

Ventajas para las madres.

– Tienen mayor libertad y autonomía para realizar cualquier actividad, ya que pueden estar con su hijo y al mismo tiempo realizar cualquier actividad ya que tienen las manos libres.

– El vínculo afectivo es mayor en las madres que portean, ya que el contacto físico prolongado entre ambos despierta sensaciones de amor, protección, seguridad…

– A nivel fisiológico las madres tienen más fortalecidos los músculos de las lumbares, cervicales y del abdomen ya que día a día se van ejercitando. Primero con poco peso (bebe recién nacido) y después con un niño mayor.


Comentarios