Canonización del Cura Brochero
Domingo 16 de Octubre de 2016

Dejó de ser madre: Ríos, la mujer considerada "sádica", odió y abandonó a su hija cuando la necesitaba

Fue repudiada abiertamente y juzgada por la sociedad de manera dura y contundente luego del episodio violento que casi deja sin vida a su pequeña hija. Hoy pasará el día de la madre, en la cárcel mientras su niña conoce al Papa.

Esta es la parte de la historia que no nos gusta contar en un día como hoy, pero que forma parte de la vida real. Si elegimos mencionar este hecho fue para que las madres recuerden siempre lo que nunca se debe hacer con sus hijos. Esta mujer, Alejandra Ríos pasó de ser una madre de familia, con un puesto privilegiado como docente en un colegio privado, respetada y querida por los suyos a ser una "sádica sexual" según la denominaron los psicólogos judiciales.

La mujer no sólo dejó al borde de la muerte a su hija de 8 años, sino que se convirtió en un caso inhóspito y "de los pocos que hay en todo el mundo" al juntarse con su pareja Pedro Oris quien desató una conjunción casi mortal. Por los golpes graves que recibió Camila, la mujer tuvo una sentencia para nada ejemplar; al contrario fue bochornosa y repudiada. La condenaron sólo por "Abandono de persona" y le dieron 6 años de prisión efectiva.

Esto decía la Justicia de Alejandra Ríos

Es psicópata, sádica y reprimida, con violencia sin límites. Características inusuales para una mujer que también fue considerada "carente de empatía con su hija". No sólo eso, además, fue señalada por su insensibilidad emotiva y falta de sentimiento de culpa. Ríos odiaba a Camila.

Según las conclusiones del informe detallado que brindó el psiquiatra Héctor del Giudice (de la Secretaría Social), Alejandra Ríos es violenta desde hace mucho tiempo pero se potenció cuando comenzó su relación con Pedro Oris. Entonces, "no tuvo limitaciones de ejercer esa violencia", sostuvo el profesional.

Este comportamiento habría estado reprimido durante mucho tiempo pero se desató contra la niña, lo que llamó poderosamente la atención del psiquiatra quien atinó a considerar el caso como "uno de los pocos en el mundo". Por esta razón, cree que tanto Oris como Ríos fueron copartícipes del brutal hecho que hoy convirtió a Camila en un milagro.

Comentarios