Mundo
Miércoles 22 de Junio de 2016

De cerca parece un oso, pero de lejos es una auténtica obra de arte

El arte de la papiroflexia se remonta al siglo XVII y a pesar de que procede de Japón, se han encontrado restos de su práctica por todo el mundo.

El origami consiste en el plegado de papel sin usar tijeras ni pegamento para obtener figuras de formas variadas, muchas de las cuales podrían considerarse como esculturas de papel.
 
Aunque no podríamos calificar como tal el trabajo de Calvin Nicholls, pues sí que utiliza herramientas, este artista lleva trabajando más de 25 años con el papel para crear formas tan asombrosas como las que os mostraremos hoy. Sus obras son tan detalladas que, al mirarlas, es difícil percatarse de que están fabricadas únicamente con papel, pues denotan un realismo asombroso.
 
 
Echemos un vistazo más de cerca a algunas de sus creaciones más impresionantes:

Comentarios