San Juan
Viernes 07 de Enero de 2011

Dar de mamar es el mejor remedio para evitar la diarrea estival

Los niños menores de dos años son los más vulnerables a sufrir esta enfermedad. La especialista en pediatría, doctora Carmen Grassi brinda en esta nota una serie de detalles a tener en cuenta.

El verano es propenso a generar diarrea bactriana en los niños menores de dos años. Es por ello que la doctora Carmen Grassi, jefa de Pediatria del Hospital de Niños, detalla los cuidados que hay que tener en cuenta para evitar la desnutrición de los menores

La especialista destaca que lo "alarmante" de la enfermedad es la deshidratación que provoca en los bebés. Hay que tener en cuenta que “lo que más preocupa de la diarrea no es la cantidad de veces que se va de cuerpo, sino la deshidratación y la pérdida de peso y nutrientes por parte de los niños”.

Por eso la médica recomienda que para mantener la hidratación, hasta los 6 meses como mínimo las madres den el pecho.  “La teta es una alimento higiénico no contaminado que además conlleva un poder nutricional e importante es inmunológico”, contó la doctora.

Síntomas

Si la diarrea persiste por 14 días, se la consideran diarreas agudas y se tiene que consultar a un profesional. Hay que controlar al deposición que se vuelve más liquida y frecuente. El color de la misma es un factor que también influye. Si el niño no tiene presencia de catarro y en la deposición hay presencia de mocos se recomienda consultar al médico.

La prevención

"Prevendir la diarrea es lo primoradial que las madres deben tener en cuanta", contó la docotra Grassi.

Dar de mamar es fundamental.

Hidratar a los niños.

Higienizar los utensilios y mamaderas.

Lavar y hervir bien los alimentos que ingieren los niños.


Según la profesional por lo general las diarreas son auto limitadas “se curan solas aportándole lo que les falta lo más preocupante es la deshidratación”.

A nivel mundial y nacional hay una disminución de la internación por diarrea estival, esto es porque la gente usa sales de rehidratación oral. En el Hospital Rawson y todos los centros de salud cuentan con este tipo de sales “esto permite que el niño no tenga que ser internado, se lo estabiliza con dichas sales y puede volver a su casa” explicó Grassi.
 

Comentarios