Mundo
Sábado 08 de Agosto de 2015

¡Cuidado! éstos son los 10 alimentos más tóxicos para tu perro

Los perros son parte de la familia, y no queremos excluirlos, por eso muchas veces en una reunión familiar comen lo mismo o más que los invitados humanos. Es común pensar que sufre porque no le damos y que si le convidamos lo que comemos le estamos haciendo un bien, pero no. Hay alimentos que pueden enfermar a tu perro y hasta terminar con su vida.

Chocolate: Es uno de los más tóxicos porque contiene teobroina, un alcaloide estimulante del sistema nervioso central. Tiene un efecto similar al de la cafeína: aceleración del ritmo cardíaco, vómitos, diarreas y en dosis altas puede llegar a causar la muerte. El chocolate negro es el peor de todos, porque puede tener una concentración de teobromina hasta 10 veces mayor.
 
Cebolla y ajo: En grandes dosis (o de forma continua) puede causar anemia y problemas gastrointestinales. ¿Por qué? Porque contienen tiosulfato, que daña los glóbulos rojos.
 
Huesos cocidos: Son peligrosos porque se astillan fácilmente, pudiendo causar saño en el aparato digestivo, o clavándose en la boca o el esófago.
 
Leche de vaca: La leche no es tóxica en sí, pero hay muchos perros intolerantes a la lactosa (y los dueños no nos enteramos). Los animales que padecen intolerancia y toman leche pueden sufrir diarrea y vómitos.
 
Azúcar y productos edulcorados con xylitol: El azúcar no es tóxico per se, pero tiene malas consecuencias en la salud de los animales (como en la de los humanos). Puede causar pérdida de dientes, diabetes y obesidad. En cambio, los productos edulcorados con xylitol sí son tóxicos, porque puede provocar un incremento de insulina y generar intoxicación.
 
Nueces: Particularmente la macadamia. Son altamente tóxicas para los perros debido a su contenido de fósforo. Pueden producir daños renales y vesiculares, vómitos, espasmos musculares, debilidad e incluso en casos más graves parálisis.
 
Uvas o pasas de uva: Aunque no todos los perros presentan una reacción a esta alimento, algunos si lo hacen y como nos resulta imposible determinar si nuestro perro las tolerará o no, lo mejor es no dárselas. El animal puede presentar vómitos, diarrea, espasmos musculares, debilidad, deshidratación, daño renal y en casos más graves puede terminar con su vida.
 
Palta: Contiene persina, una toxina fungicida derivada de ácidos grasos. Puede causarle cólicos, diarrea o constipación; también puede hacer que los perros desarrollen hígado graso.
 
Semillas de frutas: Los perros pueden comer algunas frutas pero, siempre que sea sin semillas, porque su organismo no las digiere y los puede enfermar. Hay semillas más peligrosas, como  la de durazno y sobre todo la de manzana, porque contienen cantidades importantes de cianuro, lo cual puede ser letal para perros dependiendo de la cantidad que consuman y el peso que tengan.
 
Cafeína: Como el chocolate, este alcaloide contiene xanthine que estimula el sistema nervioso central y el sistema cardíaco, lo que a los perros puede provocarle vómitos, taquicardia y hasta la muerte.
 
Así que de ahora en adelante, si queremos mimarlos podemos jugar con ellos o dedicarle un tiempo para dar un paseo, pero mejor que coman lo que están acostumbrados.
 
Fuente: rumbosdigital

Comentarios