País
Domingo 03 de Abril de 2016

Cristina Fernández, Kicillof y Vanoli deben declarar ante la Justicia después de Ricardo Jaime

Funcionarios y empresarios ligados al gobierno anterior serán indagados en los próximos días por distintas investigaciones. En 10 días debe presentarse Cristina Kirchner por la causa del "dólar futuro".

Luego de la detención de Ricardo Jaime, el primer funcionario kirchnerista preso por corrupción, se espera para este mes una intensa actividad en Comodoro Py por las diferentes investigaciones que la Justicia lleva adelante sobre los años que el kirchnerismo estuvo en el poder. La causa por el "dólar futuro", la investigación de la muerte del fiscal Alberto Nisman, y el caso de lavado de dinero conocido como "la ruta del dinero K" figuran al tope de la agenda de las próximas semanas.
En la causa judicial que investiga la venta del llamado "dólar futuro" a precios inferiores que los del mercado deberán declarar la propia Cristina Kirchner, el ex titular del Banco Central, Alejandro Vanoli, y el ex ministro de Economía, Axel Kicillof.
La ex presidente deberá presentarse en los Tribunales Federales de Comodoro Py el 13 de abril, mientras que el ex responsable del Palacio de Hacienda tendrá que hacerlo un día antes. Por su parte, Vanoli lo hará el jueves 7 de este mes. Los tres fueron citados por el juez Claudio Bonadio por la sospecha de que incurrieron en el delito de "defraudación a la administración pública".
El magistrado consideró que la venta de divisa norteamericana entre los meses de septiembre y noviembre de 2015 "excedía la capacidad de decisión burocrática de sus directivos (y) no pudo concretarse sin contar con la decisión expresa de las máximas autoridades del Ministerio de Economía y del Poder Ejecutivo Nacional, ya que esta operación financiera carecía de toda razonabilidad económica para los fines del BCRA, en su función de banca rectora de los mercados monetarios y cambiarios".
El eje de la causa que lleva Bonadio es la presunción de que la venta de dólares haya buscado beneficiar a funcionarios o empresas -o perjudicar a una futura gestión- como producto de la diferencia entre los precios pactados y los finalmente pagados por el BCRA tras el levantamiento del cepo cambiario y la devaluación. En este sentido, el juez federal señaló que en su resolución que "por las posiciones vendidas de futuros de dólar en el Mercado ROFEX en los meses de diciembre de 2015 y enero del año en curso, el Banco Central de la República Argentina ha tenido un quebranto de 7.575.601.698 de pesos".
Semanas atrás, Kicillof había manifestado que no sabía si se presentaría a declarar, y defendió la operatoria al tiempo que afirmó que causa es "burrada, financiera, económica y política". Sin embargo, al día siguiente trascendió que el imputado nombró para el caso al abogado Guillermo Acuña Anzorena, un especialista en derecho penal. Por su parte, Vanoli no aludió a su eventual presencia ante el juez pero también respaldó la práctica y argumentó que la denuncia se trata de "una pantalla para tapar el fenomenal ajuste y la inflación que generó la devaluación que implementó el macrismo". Por último, Máximo Kirchner confirmó esta semana que su madre irá a la Justicia "como siempre decidió hacer las cosas y ya lo demostró el 10 de diciembre cuando con todos los votos decidió no tener fueros".
En tanto, por la causa que investiga la muerte del fiscal Nisman fueron citados el ex jefe de la ex SIDE Héctor Icazuriaga, además Alberto Mazzino, ex director de Análisis del organismo, y Fernando Pocino, ex director de Reunión Interior. Ellos declararán los días 19, 12 y 14 de este mes, respectivamente.
Si bien la jueza Fabiana Palmaghini, quien lleva adelante el caso, no hizo públicos los fundamentos de las citaciones, podrían estar vinculadas a dilucidar un contrapunto entre el ex agente Antonio Stiuso y Francisco Larcher, ex vicejefe de la ex SIDE. Es que, mientras que Stiuso declaró que desde el gobierno kirchnerista recibió la orden de que se deje de investigar la pista iraní del atentado, Larcher negó haber recibido esa indicación.
A catorce meses del deceso del titular ex titular de la UFI-AMIA, la Cámara del Crimen confirmó que la causa por la muerte de Nisman debe pasar al fuero federal porque es "plausible" la hipótesis de que el fiscal haya sido asesinado en función de su cargo. La decisión puede ser apelada por la defensa del técnico informático Diego Lagomarsino, quien le dio a Nisman el arma con la que murió, para que sea revisada por la Cámara Nacional de Casación Penal.
Fuente: Infobae

Comentarios