País
Jueves 23 de Abril de 2015

Cristina dijo que si fuera presidenta de Disney la querrían todos

La primera mandataria nacional destacó, sin embargo, que gobernar Argentina es otra cosa. Habló en una extensa entrevista a la cadena estatal rusa RT, en la que analizó la coyuntura política internacional y detalló su labor como jefa de Estado

En el marco de su visita a Moscú, Cristina Kirchner accedió a dialogar mano a mano con la misma cadena de televisión rusa a la que ya le dio otros reportajes. En la entrevista analizó asuntos de la política mundial e incluyó también algunas reflexiones sobre su experiencia como jefa de Estado.
"Si voy a ser presidenta de Disneylandia, todos me van a querer. Pero gobernar la República Argentina es otra cosa", sostuvo la mandataria, para dejar en claro que la tarea que le toca no es nada sencilla. A modo de ejemplo, recordó: "Cuando por primera vez traté de reformar el sistema político para democratizarlo, fracasé porque no tuve apoyo".
Con respecto a las críticas que recibe por su acercamiento al gobierno de Vladimir Putin, la mandataria aclaró: "Nadie puede reclamar el monopolio de la amistad, podemos tener relaciones con cualquier país". Y amplió: "Mucha gente se queda atrapada en la lógica binaria amigo-enemigo, como en la Guerra Fría".
En el mismo sentido, Cristina Kirchner señaló que "la relación ruso-argentina sigue desarrollándose" al destacar que se han firmado "11 convenios" entre los gobiernos de ambos países.
AFP
La Presidente rubricó hoy en Moscú una serie de acuerdos energéticos que permitirían a empresas rusas participar en proyectos como la construcción de una sexta central nuclear en Argentina.
"Hemos firmado un acuerdo estratégico integral además de una multiplicidad de convenios en distintas áreas", declaró la jefa de Estado, en una presentación conjunta con su homólogo ruso Vladimir Putin.
Los mandatarios no firmaron ningún contrato definitivo, pero ambas administraciones esperan desarrollar sus relaciones con la firma de estas cartas de intención en sectores energéticos como el gas o la generación de electricidad en represas.
De todos modos, Putin explicó que "nuestros contactos políticos se han intensificado mucho en estos últimos tiempos, se ha desarrollado el comercio, pero subsisten dificultades".
Según consigna la agencia de noticias AFP, el comercio bilateral entre Argentina y Rusia alcanzó los 2.122 millones de dólares durante 2014, aunque tuvo un saldo negativo para la nación sudamericana de 621 millones de dólares.

Comentarios