Mundo
Miércoles 29 de Julio de 2015

Crisis de los diarios en EEUU: reducen las redacciones a la mitad

El Censo Anual de la Sociedad de Editores de Noticias reveló que en 2014 se perdieron 3.800 empleos. El análisis de la Fundación de Periodismo de Harvard.

Vendedor de cigarros, ascensorista, telefonista.... ¿Periodista en un diario local? Cuánto tiempo va a pasar hasta que traslademos esta –otrora estable– ocupación al listado de los que alguna vez fueron puestos numerosos y hoy ya se deslizaron al bando de los obsoletos, se pregunta Ken Doctor, del Nieman Lab, la fundación de la Universidad de Harvard sobre periodismo.
El Censo Anual de la Sociedad Americana de Editores de Noticias reveló que, por primera vez desde la "gran recesión" de hace siete años, las redacciones se achicaron más de los dos dígitos porcentuales. En 2014 los empleos periodísticos cayeron un 10,4% en comparación con 2013, hasta los 32.900 periodistas full time en alrededor de 1400 periódicos en EEUU. Eso representa la pérdida de 3.800 empleos en tan solo un año.
Estos datos marcan la tercera caída por dos dígitos desde que comenzó a hacerse el censo, en 1978. Pero como agravante, el descenso se da en el mejor de los escenarios económicos de los Estados Unidos en la última década. Es decir que los diarios pierden plantilla en los buenos y en los malos tiempos.
En 1990, las redacciones habían alcanzado el récord de 56.900 empleos. Pero ahora, sólo dos categorías de diarios experimentaron aumento de plantillas: el número de empleados de periódicos con una tirada de entre 250.000 y 500.000 aumentó un 13,98%; y los rotativos cuya tirada es inferior a los 5.000 crecieron un 15,9 por ciento. Todas las demás categorías tuvieron mermas en la plantilla. Los más afectados fueron los diarios cuya circulación oscila entre los 100.000 y los 250.000 ejemplares, que recortaron su staff en un 21,58 por ciento.
De los 10 que venden más de 250.000 ejemplares por día, tres son nacionales (The New York Times, The Wall Street Journal, USA Today) y los otros siete son grandes (por ejemplo The Washington Post, L.A. Times y The Star Tribune). De todas formas, apunta el análisis del Nieman Lab, todos experimentaron problemas.
Del otro lado del espectro, los diarios más pequeños se comportan como los grandes semanarios. Tienden a brindar noticias locales a comunidades específicas, invitando a la lealtad del lector y premiándola. Su continua inversión en redacciones demuestra que todavía creen que es necesario ofrecer un buen producto para crear una base de consumidores. Sin embargo, desde hace diez años persiste el debate acerca de qué es más conveniente para un medio: si ser regional o local.
Y el informe de la Sociedad Americana de Editores de Noticias condensa sólo los datos de 2014, por lo que todos los recortes de este año en las redacciones se verán recién en el próximo censo.
La Sociedad también analizó el porcentaje de trabajadores que pertenecen a las minorías y arribó a la conclusión de que se mantiene relativamente constante. Así, entre el 12 y el 14 por ciento de los periodistas en una redacción pertenecen a minorías. Las minorías representan el 37,02% de la población de Estados Unidos; y ese número se incrementará al 42,39% en 2025, según señala el informe.

La principal preocupación, sin embargo, es el empeoramiento en la calidad de las noticias que experimentan los lectores. Si se proyecta la reciente caída hacia el futuro, vamos a tener la mitad de periodistas trabajando en 2016 o 2017, como fue hace 16 años.
"¿Podría evitarse esto enviando una señal de EMERGENCIA? Probablemente no. ¿Quién la enviaría? ¿Quién la recibiría? ¿Qué puede hacer al respecto cualquier ciudadano/lector? Si tienes la suerte de conseguir a un empresario adinerado que compre tu periódico y lo mantenga, te ganaste la lotería. Si estás en una ciudad cuyo periódico es propiedad de las mejores cadenas, o de una personalidad local comprometida, probablemente su pérdida será mitigada. De lo contrario, no tendrás suerte", afirma Doctor.

Comentarios