Policiales
Jueves 23 de Julio de 2015

Crimen de Lola: esperan el cotejo de ADN de un sospechoso detenido

Seis personas declararon y sólo una quedó presa. Cambió su declaración al menos cuatro veces y fue detenido esta semana.

Un hombre fue detenido en Uruguay en el marco de la investigación por el asesinato de la adolescente argentina Lola Chomnalez, perpetrado en diciembre en el balneario Barra de Valizas, ypermanece alojado en la jefatura de Policía de Montevideo a la espera de un cotejo de ADN.
La detención se concretó la noche del martes y el hombre, que tiene antecedentes policiales,cambió su declaración al menos cuatro veces. El ministro de Interior de ese país, Eduardo Bonomi, afirmó a la prensa local que "hay un detenido, que declaró dos veces ante la Justicia en forma contradictoria". "Tiene antecedentes de atentado al pudor en playas montevideanas y se está procediendo al control de ADN", expresó el funcionario.
De las seis personas que declararon este miércoles ante la Justicia, sólo esa persona continúa detenida. El abogado de la familia de Lola, Jorge Barrera, afirmó en declaraciones a El País que"se van a realizar más citaciones" y que se "está a la espera de más de una decena de oficios y pruebas que tienen que adjuntarse al expediente".
El cuerpo de Chomnalez fue hallado el 30 de diciembre enterrado entre dunas del balneario Barra de Valizas, dos días después de haber sido vista por útima vez, cuando salió a caminar por la playa. La joven había llegado el 27 de diciembre para pasar unos días con su madrina, Claudia Fernández, el esposo de la mujer, Hernán Tuzinkevic, y su hijo adolescente.
La autopsia reveló que la menor de edad había sufrido varias heridas cortopunzantes en el cuello, los brazos y el tórax, y que la causa de la muerte fue por asfixia, por la obstrucción de las vías respiratorias al quedar contra la arena. Días después del hallazgo del cuerpo de la adolescente de 15 años la policía encontró en la misma zona su mochila, que tenía manchas de sangre, por lo que el ADN fue cotejado con el de varias personas que fueron apresadas en el marco de la investigación, pero no se registraron coincidencias.
Como parte de la investigación declararon, entre otros, la madrina de Chomnalez, su esposo y los padres de la adolescente. El médico forense de ese país Guido Berro dijo en febrero que la joven murió tras ser sofocada contra la arena por una persona con poca fuerza, por lo que estimó que pudo haber sido una mujer o un adolescente.
La madrina de Chomnalez, su esposo y el hijo de éste fueron sometidos el 12 de mayo a pericias psicológicas en Uruguay, por disposición de la jueza a cargo de la causa que investiga el crimen, Silvia Urioste. La magistrada había ordenado el día anterior la práctica de una prueba de ADN al hijo de Tuzinkevic, un adolescente de 14 años, cuyo resultado resultó negativo.

Comentarios