Domingo 03 de Julio de 2016

Crimen de las mochileras: un acusado pidió la figura de "arrepentido" y sumaría más nombres a la causa

Alberto Segundo Mina Ponce, uno de los dos detenidos e imputados por el asesinato de las mendocinas Marina Menegazzo (21) y María José Coni (22) en Ecuador, solicitó la figura del "arrepentido" y colaboraría para juzgar a otros responsables. 

Alberto Segundo Mina Ponce (34), uno de los dos detenidos e imputados por el asesinato de Marina Menegazzo (21) y María José Coni (22) solicitó la figura del "arrepentido" y podría sumar nuevos nombres a la investigación.
"Confirmó su participación y colaborará para juzgar a los otros responsables", anticipó a Hernán Ulloa Ordóñez, abogado de las familias.
La figura solicitada por el vigilador comunal acusado de haber asesinado el 22 de febrero a las turistas argentinas es denominada en el código penal ecuatoriano como "atenuante trascendental".
"Con esto, el sujeto admite su autoría y se dispone a colaborar de manera eficiente con la investigación", explicó el letrado, y sumó: "A cambio se le rebaja sustancialmente la pena".
El cambio en la estrategia judicial de Mina Ponce llegó después de que el juez de Manglaralto, David Balladares, elevara a juicio oral el asesinato de las mochileras bajo la línea de investigación presentada por la fiscal María Coloma Pazmiño, quien apunta contra el vigilador comunal y su amigo, Aurelio Eduardo Rodríguez (39).
Ambos hombres, detenidos desde el primero de marzo, son acusados por "doble homicidio agravado". "Se prevén penas de 22 a 26 años que con agravantes podrán subir a 34 años", precisó Ulloa Ordóñez, quien en las últimas horas celebró la incorporación de las más de 200 nuevas pruebas solicitadas por su equipo al expediente.
Las familias de las mendocinas cuestionaron desde el principio la investigación llevada adelante por la Fiscalía General de Ecuador a cargo de Galo Chiriboga, quien en cuatro meses ya removió a los dos primeros fiscales que se hicieron cargo del caso.
"Esto no es algo que pudieron hacer dos personas", advierten a BigBang desde el entorno de las víctimas, quienes sostuvieron desde un principio que los detenidos eran "perejiles" o "coautores" del crimen e insistieron en su pedido por ampliar el campo de investigación.
Gladys Steffani, madre de María José, celebró en las últimas horas el giro en la causa. "Gracias a Dios se abre otra investigación sobre la existencia de otros implicados. Esperamos que uno o los dos digan cómo pasó todo", reconoció en diálogo con el portal Mendoza Online.
Fuente: Big Bang News

Comentarios