País
Martes 17 de Febrero de 2015

Crimen de Ángeles: las claves que determinarán la verdad en el juicio

La extraña muerte de la joven está a punto de ser develada. Por ahora, Mangeri es el único acusado que se someterá a un tribunal oral este miércoles.

Muerte, misterio, un controvertido círculo íntimo y una confesión que dio vuelta todas las hipótesis que se tenían sobre lo que pasó con la adolescente de 16 años. A un año y medio del asesinato, Jorge Mangeri, el único acusado deberá enfrentar este miércoles el juicio oral.

Desaparición
Tenía 16 años. El lunes 10 de junio había ido, como todas las semanas, a su clase de gimnasia a pocas cuadras de su casa. Como iba a un colegio por la tarde y luego a clase de inglés, su familia no la esperaba hasta pasadas las ocho de la noche. Fue en ese momento que se dieron cuenta que algo andaba mal. "Mumi", como la conocían, no contestaba llamadas ni mensajes y su última conexión con el celular había sido a primeras horas de la mañana. Así Jimena Aduriz comenzó a buscarla a través de las redes sociales, medios de comunicación y radicó la denuncia en la comisaría 31 a pocas cuadras de su domicilio en Ravignani 1360.
 

Ceamse

Al mediodía del martes 11 operarios del CEAMSE de José León Suárez se encontraron con un macabro escenario:entre la basura estaba el cuerpo de una joven. Tiempo después se conocería que se trataba de Ángeles.Al principio, las primeras hipótesis circularon en torno de una posible violación con un posterior homicidio y las declaraciones de los familiares sostenían que se trataba de un caso más de inseguridad.
 

Círculo íntimo

Poco a poco, las miradas comenzaron a centrarse en el círculo íntimo de la víctima. Ángeles vivía con su hermano, su mamá, su padrastro, Sergio Opatowski y el hijo de este.Debido a la verborragia y algunas declaraciones a la prensa, la mirada pública y de la Justicia comenzó a centrarse en la figura de Opatowski.
 

El portero

Cuatro días después del hallazgo, en una maratónica jornada de trabajo que duró hasta la madrugada del sábado, la fiscal del caso, Paula Asaro llamó a declarar a todo el círculo íntimo y a otras personas cercanas a la familia como el caso del portero del edificio, Jorge Mangeri. Todo parecía indicar que quedaría detenido Opatowski pero la causa dio un giro: Mangeri había confesado el crimen y quedó detenido en ese mismo momento.

El encargado además de la confesión, tenía en su cuerpo y rostro varias marcas compatibles con los rasguños de una persona que intenta defenderse. Al día siguiente a la detención, su mujer, Diana Verónica Seattone, habló con la prensa para defender a su marido. "Es inocente", dijo. Además, denunció que su marido sufrió "aprietes" que incluyen "golpes, quemaduras y amenazas".
 

Defensa de Mangeri: Pierri, Biondi y Tenca

Para que el caso sea aún más mediático,la defensa del principal sospechoso acaparó la atención: Miguel Angel Pierri, uno de los abogados más conocidos del país tomó el caso y continuó con la versión que había sostenido Diana Seattone. "Si hubo intento de delito sexual, me voy de la causa", dijo el abogado Pierri y meses más tarde dejó el caso. En su lugar lo tomó su hasta entonces compañero, Marcelo Biondi quien también la abandonó a principios del 2014. En su lugar quedó Adrián Tenca.

Otro de los argumentos de la defensa, luego de que se encontrara restos de ADN del portero en las uñas de la víctima fue sostener que esas muestras estuvieron plantadas, aunque ese planteo fue rechazado por la Justicia.
 

ADN

Las pruebas realizadas al cuerpo de Ángeles determinaron que debajo de las uñas de la víctima había ADN de Jorge Mangeri, lo que complicó aún más la situación del portero. El abogado de la familia de familia de la adolescente, Pablo Lanusse señaló que "el portero no sólo dejó su material genético en el cuerpo sino que el modus operandi del crimen fue el de su trabajo: La bolsa de residuos y el circuito de residuos".
 

Mucama

Dominga Torres trabajaba en el departamento de la familia de Ángeles todos los días de 9 a 13. Su testimonio se volvió clave en la causa ya que fue ella quien aseguró que Ángeles nunca llegó al domicilio de planta baja "A". La defensa de Mangeri puso en duda su palabra por los horarios que registró su tarjeta SUBE y el que debía estar en el edificio.
 

Vecinos

Los vecinos del edificio y de alrededores jugaron un rol central durante el proceso de investigación. Durante la noche del miércoles 26 de junio del 2013, el juez Javier Ríos, llamó a declarar a los 26 vecinos. Una de las vecinas, Beatriz Nicolasa Fuentes, declaró que había escuchado ruidos extraños desde el departamento de Ángeles que incluían a la menor con su mamá y padrastro alrededor de las once de la mañana de ese lunes 10 de junio. La mujer fue imputada por falso testimonio. Otro testigo imputado por falso testimonio fue un taxista quien había declarado que él mismo llevó a Jorge Mangeri hacia la CEAMSE a dejar una bolsa negra de consorcio.

Luego de la detención de Mangeri, otros vecinos de la zona realizaron marchas y manifestaciones en la puerta del edificio para acompañar a su mujer, Diana Saettone y señalar que Mangeri era inocente. A un año y medio del crimen, varios son los vecinos que insisten en su inocencia y que el portero es un "perejil" de la causa.

Autopsia

Un primer informe pericial señaló que Ángeles murió por la compresión dentro del camión de basura que la trasladó hasta el CEAMSE. Sin embargo, en la junta médica que solicitó el juez Rïos a principio de octubre concluyó que "Se corroboró que las causas del fallecimiento de Ángeles Rawson estaban en relación directa a una asfixia mecánica mixta: por compresión manual del cuello y sofocación por obstrucción manual de orificios nasales y boca". Asimismo, "Se constataron lesiones vitales compatibles con una agresión sexual. No obstante ello, se descartó la existencia de lesiones en la región genital y ano-rectal".
También se comprobó que "hubo lesiones que levaron a los expertos a calificarlas como "defensivas", lo cual complicó aún más a Mangeri quien presentaba lesiones en su cuerpo.
 

Causa

El portero es el único acusado por el crimen que está caratulado en el marco de un ataque sexual y tiene dos calificaciones diferentes. Tanto el juez que instruyó la causa, Javier Ríos, como la querella aseguran que cometió el delito de "abuso sexual con acceso carnal en grado de tentativa del que resultare un grave daño a la salud física de la víctima, homicidio criminis causa (cometido para tapar otro) y femicidio".

En tanto la Fiscalía sostiene la acusación de "violación seguida de muerte". La diferencia entre ambas radica en si la mató para encubrir el ataque o si Ángeles murió como consecuencia del mismo. Ambas figuras son penadas con la prisión perpetua.

Este miércoles comenzará el juicio que se desarrollará todos los miércoles y dos viernes al mes. El debate se llevará adelante en el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC ) 9, integrado por los jueces Luis García, Fernando Ramón Ramírez y Ana Dieta de Herrero. (Fuente: Minuto Uno).

Comentarios