Jueves 16 de Junio de 2016

“Creer y Crear” desembarcó en San Juan y pretende fortalecer a los emprendedores locales

Juan Luis Díaz, coordinador nacional,  explicó que se capacitará, se entregará maquinaria, subsidios y microcréditos a diferentes sectores sociales. Los interesados deberán consultar en el ministerio de Desarrollo Social y Humano de San Juan.

Juan Luis Díaz, coordinador nacional de microcréditos de Desarrollo Social de la Nación, viajó a San Juan y se reunió con el gobernador de la provincia, Sergio Uñac, para comentarle las intenciones del programa denominado “Creer y Soñar.
El funcionario explicó en radio Blu que este programa nacional busca fortalecer a los emprendedores de la economía local con subsidios y microcréditos con un máximo de 97 mil pesos. "Es un plan para fortalecer las economías sociales a través de la compra de maquinaria, capacitación y colaboración en la cadenas de ventas" dijo Díaz.
Para los interesados hay dos líneas: una de subsidios y otra de microcréditos. "Los acompañamos con capacitación y también con ciertos servicios sociales como tarifas y monotributos sociales" explicó el funcionario nacional.
En San Juan hay una oficina del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación para buscar toda la información sobre el programa Creer y Soñar.
Para conocer un poco más
¿Cuáles son los montos mínimos de los microcréditos y cómo se otorgan?
La ley establece un máximo, que es la suma de doce salarios mínimos que hoy en día son unos 70 mil pesos aproximadamente.
El mínimo lo establece la organización que otorga el microcrédito y depende mucho del emprendimiento y del emprendedor. Hay emprendedores que piden 3 mil pesos, y hay otros que piden 10 mil o 15 mil.
La forma de trabajo es comenzar con microcréditos chicos y a medida que el emprendimiento va creciendo, va evolucionando y se va fortaleciendo, se van dando microcréditos más altos.
¿En cuánto tiempo deben los emprendedores devolver los microcréditos recibidos?
Eso depende mucho, también, del emprendimiento y del emprendedor. Los plazos de devolución se pactan con la organización ejecutora y administradora. Un emprendedor tiene un proyecto en marcha, se acerca a una organización ejecutora, le presenta su propuesta, la organización evalúa y determina si los montos solicitados son adecuados y aprueba el microcrédito.
Si considera que lo requerido es muy elevado, se analiza derivar menos fondos. En esa misma instancia se analizan las condiciones de devolución, pero en general no suelen ser de más de un año, a menos que una actividad específica requiera un poco más de tiempo.
El programa es flexible, por eso se intenta que cada microcrédito responda a una situación particular, estudiada según el proyecto, la viabilidad, la trayectoria del emprendedor y otras variables más.
Fuente: radio Blu/Levantate

Comentarios