Ovación
Lunes 01 de Febrero de 2016

Crecen las expectativas para jugar con público en el debut de la Libertadores

La Conmebol evalúa una reducción de penas y en Central creen que podrán jugar con público ante Nacional. “No habrá amnistía, sí reducción”, dijo ayer el presidente Domínguez.

Aquellos malos indicadores de hace algunos días hoy pueden cambiar. La Conmebol debe expedirse hoy sobre la reducción de penas para los clubes y jugadores que tienen sanciones por cumplir y todo parece indicar que el fallo sería favorable. Si eso ocurre, Central podrá jugar el primer partido de la Copa Libertadores, frente a Nacional, con público en las tribunas (el club había sido sancionado por el piedrazo que sufrió el arquero de Boca Agustín Orion en el encuentro por la Copa Sudamericana 2014). Además, Alejandro Donatti, quien debe una fecha en torneos internacionales, podría estar a disposición de Eduardo Coudet. Hasta ayer eran meras suposiciones y deseos de que la historia tenga un final feliz, pero en el medio hubo algunos indicios que partieron por parte de la Conmebol, pese a las declaraciones del presidente Alejandro Domínguez, quien argumentó que “no habrá amnistía”. Lo que ocurre es que la figura de la amnistía contempla la quita total de la sanción y lo que se analiza es una reducción de la misma, pero básicamente por el caso de Boca.
  Esta posibilidad de que la casa madre del fútbol sudamericano le quite la pena a los clubes que deben sanciones es algo por lo que Central viene peleando hace un tiempo. En su momento hubo una solicitud explícita por parte de Coudet, seguida por una gestión de Gonzalo Belloso, quien hasta hace algunos días se desempeñaba como secretario técnico de la selección paraguaya (ahora tiene muchas chances de trabajar junto a Domínguez).
  Se esperaba que esta resolución se tomara el 26 de enero, en la asunción de Domínguez, pero el tema no fue tratado, ya que hubo muchos clubes que mostraron su disconformidad sobre el hecho de hacer borrón y cuenta nueva. Uno de ellos fue precisamente Nacional, rival canalla en el grupo 2, que también tiene dos futbolistas sancionados (el defensor Diego Polenta y el delantero Iván Alonso). Lo que se hizo allí fue la creación de una comisión de legales para evaluar el tema. La misma desestimó una amnistía, pero no así la posibilidad de reducir las penas. Claro que en el medio está la urgencia por tomar una resolución, ya que mañana comienza la fase eliminatoria de la Copa Libertadores y hay clubes que tienen jugadores suspendidos.
  Ayer en Central había mucho optimismo con que la sanción será favorable y que finalmente el equipo de Coudet pueda contar con su gente cuando reciba a Nacional el próximo 25 de febrero. Es más, en los últimos días algunos directivos se comunicaron con Belloso para ver si había algún avance en el tema.
  El mayor inconveniente o el caso que más ruido hace en varios clubes es condenarle la pena a Boca, quien fue sancionado con ocho partidos (cuatro de local a puertas cerradas y cuatro de visitante sin público propio). “Eso nos arrastra a nosotros y lo que nos compromete”, coincidieron varias fuentes consultadas del lado de Arroyito. Pero, en principio, lo que habría acordado es otorgarle a Boca una reducción de la pena (por eso se elimina la figura de amnistía). Esto es, bajar la sanción a la mitad. Si esto ocurre, a Central directamente se le borraría el partido a puertas cerradas que debe cumplir.
  “Creemos que la resolución que se tomará será favorable. Pero todos sabemos que en el fútbol nunca está dicha la última palabra hasta que aparezca un dictamen oficial o una firma”, le dijo ayer a este diario Luciano Cefaratti, vicepresidente primero canalla.
  Así, después de tanto insistir (el jueves pasado la dirigencia de Central presentó un nuevo escrito en la Conmebol), Central podría recibir hoy la noticia de que podrá hacer gala de la localía desde el primer partido en la Libertadores. Y si esto ocurre, Coudet será uno de los más agradecidos. No sólo porque fue él uno de los precursores en el pedido, sino porque considera que en la Libertadores jugar un partido sin hinchas es entregar demasiada ventaja.

Aguardan para poner en venta las entradas. Central aguarda con expectativa la resolución de la Conmebol también para poder poner la venta los abonos para los partidos de la fase de grupo. Es que si la decisión es favorable habrá tres partidos y no dos a los que los hinchas podrán asistir. Para ellos habrá un abono especial, con descuento.

Empieza a armar el equipo para el debut

La semana que comienza hoy no será una más para Central. Es que se tratará de los días previos al debut en el torneo local, frente a Godoy Cruz (el viernes, a las 21.15, en el Gigante). Atrás quedarán las semanas de pretemporada y los amistosos, por lo que Coudet empezará a definir el equipo que pondrá en cancha. Más allá de eso, para el DT será importante la recuperación de varios futbolistas que vienen con sendas molestias y que amén de no estar en carpeta para ser titulares pueden ser importantes a la hora de las alternativas.
  Los casos salientes son los de Gastón Gil Romero, Rodrigo Battaglia y Esteban Burgos. Estos tres futbolistas desde hoy ya podrían sumarse al grupo, mientras que Mauro Cetto debería aguardar algunos días más.
  Gil Romero se quedó afuera del amistoso ante Cerro a último momento debido a una sobrecarga en el aductor. “Preferimos no arriesgarlo”, le dijo Coudet a Ovación después del encuentro. Pero hoy ya podría estar a la par de sus compañeros. También podrían acoplarse Battaglia (esguince de tobillo) y Burgos, a quien le falta todavía algo de base física. Lo de Cetto es más complejo por el desgarro en el sóleo con el que llegó y que le está costando tomar ritmo.
  Más allá de eso, el equipo del viernes, con Donatti en lugar de Alvarez y de Giovani Lo Celso por Franco Cervi, sería el que saldría desde el arranque dentro de cuatro días contra el Tomba.

 

Comentarios