Mundo
Lunes 10 de Agosto de 2015

Corte de Estados Unidos impedirá que nuevos querellantes reclamen contra la Argentina

Este miércoles habrá un encuentro entre el gobierno argentino y los fondos buitres para que expongan sobre los pedidos de información de activos conocido como "discovery" realizados por los demandantes.

Una corte de apelaciones estadounidense revirtió este lunes una decisión del juez de Nueva York Thomas Griesa que autorizaba a nuevos querellantes a reclamar a la Argentina el pago total de bonos en default.
Griesa había decidido en junio último que la Argentina debería pagar 5.400 millones de dólares a más de 500 acreedores, denominados "me too", que se sumaron a la demanda iniciada por fondos NML Capital de Paul Singer y Aurelius. Pero la corte de apelaciones del segundo circuito dispuso que Griesa había ampliado "inapropiadamente" la categoría de inversores que tienen deuda y pueden pedir que se les pague.
El tribunal le recordó a Griesa haber limitado la cantidad de demandantes que podían exigirle a Buenos Aires honrar sus compromisos, en lo que se interpretó como una advertencia al juez.
El 6 de junio último Griesa falló a favor de demandas por 5.200 millones de dólares de tenedores de bonos argentinos en default, y las sumó a su sentencia en favor de los fondos especulativos NML Capital y Aurelius por 1.330 millones de dólares de deuda en default desde 2001.
Al igual que NML Capital y Aurelius, esos nuevos querellantes figuran entre el 7% de tenedores de bonos impagos desde 2001 que no entraron en los canjes efectuados por Argentina con importantes quitas y una aceptación del 93% de ellos.
La pulseada seguirá este miércoles en un tribunal de Nueva York, ante el cual NML acusa a Buenos Aires de no devolverle su dinero a los acreedores y reclama sanciones. Griesa mantiene bloqueados desde julio último en el Bank of New York (BoNY) 539 millones de dólares depositados por la Argentina para tenedores de bonos reestructurados en dólares bajo legislación estadounidense y en euros bajo ley británica.
Con esta medida, que llevó al país a un default parcial sobre su deuda, el juez busca que se cumpla su sentencia. Los tribunales estadounidenses tienen jurisdicción en el pleito por la deuda argentina porque los bonos incluyen una cláusula que dispone que las eventuales disputas deberán ser resueltas ante la justicia de Nueva York.
El juez había liberado así que otros tenedores de títulos, que no participaron de la reestructuración de deuda, se incorporen al fallo del magistrado que obliga a la Argentina a pagar a los fondos buitres.
La decisión de la corte de apelaciones ordena a Griesa regresar a una definición más restringida de la categoría de "acreedores" y realizar una audiencia para presentar evidencia que determine el monto apropiado de los perjuicios.
El juez norteamericano citó a una nueva audiencia para este miércoles entre el gobierno argentino y los fondos buitres para que expongan sobre los pedidos de información de activos conocido como "discovery" realizados por los demandantes.
El objetivo de los fondos especulativos es buscar información sobre activos embargables de Argentina buscando que el juez autorice a embargar bienes del Banco Central, Banco de la Nación (BNA), Energía Argentina Sociedad Anónima (ENARSA) e YPF.
El fondo Aurelius agregó un pedido para bloquear los títulos Bonar 2024, argumentando que fue suscripto en mercados internacionales, y constituye deuda externa Argentina, sujetos a embargo.
Para el gobierno la emisión del Bonar 24, aunque se haya emitido en dólares, fue una operación en los mercados locales y bajo la ley Argentina y sostiene que el magistrado no tiene jurisdicción para actuar sobre esos títulos.

Fuente: Diario Uno

Comentarios