Mundo
Lunes 28 de Diciembre de 2015

Conocé lo que te depara el 2016

Algunos no pueden esperar al año nuevo para saber qué es lo que le va a deparar. Para ellos la respuesta quizás podría estar en los números, con más precisión que el horóscopo.  La numerología se basa en la idea de que todo en el universo está vinculado a las personas por una especie de energía que guía, tanto nuestras vidas, como quiénes somos.

Probablemente, la numerología no evita que se pasen malas rachas, pero ayuda a sobrellevarlas sabiendo qué es lo que puede suceder. Para saber lo que depara el futuro hay que sumar los números del día y mes de nacimiento, junto con los del año del que queremos saber lo que depara. Si la cifra resultante es de dos cifras, hay que sumarlas entre ellas hasta que solo quede un número, según señala el ‘ Daily Mail’.
 
Si el resultado ha sido el número uno significa que a esas personas les esperan nuevas oportunidades. También será un año en el que hay que anteponer las necesidades propias ante todo. Asimismo, este número indica que es un buen año para mejorar facetas de uno mismo, como perder peso o cambiar de look.
 
La estabilidad le espera a aquellos cuyo resultado sea el dos, aunque en ocasiones sentirán que no les ocurren cosas nuevas. Sin embargo esto no tiene por qué ser malo, ya que ayuda a desarrollar la paciencia y seguridad en ámbitos, como las relaciones sentimentales.
 
Dejarán atrás las frustraciones a los que les dé el número tres. Estas personas vivirán un año de creatividad y autoexpresión. No obstante, para ello habrá que hacer un doble esfuerzo, disciplina y mayor planificación en el día a día.
 
Si el resultado es un cuatro significa que es el año idóneo para poner toda la carne en el asador y mejorar tanto personal como profesionalmente. Además, es el momento ideal para plantearse nuevas metas de cara al futuro.
 
El cinco es sinónimo de aventura, progreso y cambio. Asimismo, los que obtengan este resultado tendrán un año dinámico y lleno de cambios inesperados.
 
El número seis responde al año del amor, la familia y la responsabilidad en el hogar. Probablemente se experimente nuevos sentimientos y no todos tienen por qué ser felices. Estas personas quizás se conviertan en un hombro en el que llorar o la que se haga cargo de mayores y pequeños de la familia.
 
Experimentarán una introspección personal y un crecimiento espiritual aquellas personas cuyo resultado sea el número siete.  
 
El ocho significa que el año estará marcado por el crecimiento personal y profesional, así como por una mejorar en las finanzas. A los que han trabajado duro los pasados 12 meses, van a ser recompensados.
 
Por último, si el resultado es nueve significa que el año va a ser una época de transición y de finales. Pero que no cunda el pánico, esto no es malo, ya que significa que es el momento de  comenzar nuevos planes.
 
Fuente: telecinco

Comentarios