Mundo
Martes 25 de Agosto de 2015

Conocé las zonas erógenas de cada signo del zodíaco

Seducir a una persona en la cama no parece una tarea difícil, pero ampliar el repertorio sexual no está de más. Te invitamos a conocer los rincones más placenteros del cuerpo, de acuerdo a la astrología.

ARIES
Tienes una energía sexual muy fuerte, fogosa y extrema. Para ti, la cama es muy importante, y cuando se apaga el fuego, puedes perder rápidamente el interés.
- Las zonas erógenas para ella: Los labios recorriendo el cuello, las comisuras de la boca, las orejas.
-Las zonas erógenas para él: Los masajes en el cuero cabelludo, besos y mordiscos en la nuca.
 
TAURO
Un auténtico gourmet del sexo. Adoras la sensualidad y el erotismo, tienes una gran capacidad sexual.
- Las zonas erógenas para ella: Mordiscos suaves en el cuello, en los pechos.
- Las zonas erógenas para él: Besos tiernos en el cuello, en especial la nuca y la parte de atrás de las orejas.
 
GÉMINIS
El sexo debe cumplir la misión de divertirte, tienes una gran imaginación y pretendes cumplir todas tus fantasías.
- Las zonas erógenas para ella: Las caricias en los hombros y cara interna del antebrazo.
- Las zonas erógenas para él: Mordiscos suaves en las axilas, ¡cuidado con las cosquillas!
 
CÁNCER
Para ti, el sexo y el amor van juntos. Cuando te entregas, te entregas a pleno, sin inhibiciones, necesitas pertenecer, y que te pertenezcan.
- Las zonas erógenas para ella: Los besos y estímulos en los pezones.
- Las zonas erógenas para él: Las caricias y besos en el pecho.
 
LEO
Tu cuerpo emana pasión y erotismo. A través del sexo necesitas dominar y conquistar, y no te pones ningún límite.
- Las zonas erógenas para ella: Caricias sensuales en los pechos.
- Las zonas erógenas para él: Masajes y jugueteos con el pelo, sobre la espalda.
 
VIRGO
Buscas la entrega del cuerpo y el alma. En el amor, todo está permitido, lo das todo y esperas todo.
- Las zonas erógenas para ella: Los besos en todo el cuerpo, los juegos en la zona del ombligo.
- Las zonas erógenas para él: Las caricias en la parte interna de los muslos.
 
LIBRA
Eres un adorador de la belleza y la armonía, te fascina el flirteo y la ternura, tu sexualidad es suave, de juegos demorados y sutiles.
- Las zonas erógenas para ella: Los largos y húmedos besos en el vientre.
- Las zonas erógenas para él: Masajes en la parte baja de la espalda.
 
ESCORPIO
Pasión y Escorpión son sinónimos. Tu sexualidad es arrolladora, nada la detiene, tu personalidad es la más apasionada y desbordante del zodíaco.
- Las zonas erógenas para ella: Caricias y sexo oral.
- Las zonas erógenas para él: Los genitales, el perineo, la zona que se extiende entre los genitales y el ano.
 
SAGITARIO
El amor es sinónimo de salud para ti, y si va de la mano del amor, está perfecto, pero si no es así, lo disfrutas como un deporte, como un alegre juego.
- Las zonas erógenas para ella: Las caricias y los besos imprevistos, en cualquier sitio.
- Las zonas erógenas para él: Los besos y caricias en los muslos, la parte baja de la espalda.
 
CAPRICORNIO
El sexo es cosa seria para ti, y no me refiero a aburrido precisamente, sino todo lo contrario, eres un amante apasionado y muy experimentado.
- Las zonas erógenas para ella: Caricias y besos en la parte interna de los muslos, cerca de los genitales.
- Las zonas erógenas para él: Masajes subiendo y bajando a lo largo de la espina dorsal.
 
ACUARIO
Tu proverbial creatividad se extiende a tu vida sexual, la imaginación es la llave que despierta tu pasión y tu sexualidad. En el sexo no hay límites, tienes muchas fantasías y te gusta cumplirlas.
- Las zonas erógenas para ella: Las caricias en todo el cuerpo, especialmente de la cintura para abajo.
- Las zonas erógenas para él: Los masajes en la parte posterior de las piernas.
 
PISCIS
Siempre estás dispuesto a amar y a dar placer. Eres un amante generoso, y así te entregas también, con generosidad y sin límites.
- Las zonas erógenas para ella: Te encantan los masajes y besos en los pies.
- Las zonas erógenas para él: Las caricias y besos entre los dedos de los pies, ¡cuidado con las cosquillas!
 
Fuente: voces.huffingtonpost

Comentarios