Jueves 07 de Julio de 2016

Conocé la nueva absurda moda que obsesiona a adolescentes

Si hace unos años la moda era tener un “Thigh Gap“ (espacio entre los muslos al juntar las piernas), ahora es un “Ab crack”.

Este último concepto, según describe la revista Elle, hace referencia a tener una grieta que atraviese el centro del abdomen, como resultado de la delgadez y el ejercicio.
 
Supermodelos como Emily Ratajkowski, Stella Maxwell o Bella Hadid lo poseen y se han transformado en íconos para quienes desean lograrlo.
 
“Las ab crack varían en profundidad y definición, pero todas nos muestran que has estado en el gimnasio. Lo entendemos. Estamos muy impresionados”, dijo al respecto Julie Schott, columnista de Elle.
 
Aunque no tiene nada de malo desarrollar un “ab crack”, transformar esto en una moda puede ser peligroso. Debemos considerar que no todas las mujeres pueden tenerlo naturalmente, incluso si bajan de peso y hacen mucho ejercicio. De hecho, puedes ser una persona muy saludable y activa, y no tener esta grieta en tu estómago.
 
Lo más preocupante es que esto promueve un estereotipo de cuerpo específico en las generaciones más jóvenes, exponiéndolas a complejos, que pueden derivar en problemas psicológicos como la depresión e incluso trastornos alimenticios severos.
 
“No entiendo. Ahora se supone que debemos codiciar algo que, literalmente, no aparece de forma natural en cualquier persona con más grasa que Emily Ratajkowski en su cuerpo”, señala Izabella Zaydenberg, columnista del portal Elite Daily.
 
Sarah Maria, experta en imagen corporal, señaló a la cadena Fox News que el ab crack se está convirtiendo en un caldo de cultivo para la insatisfacción y baja autoestima.
 
“Una vez que la gente se obsesiona con una parte del cuerpo en particular – su tamaño, forma o contorno- aparece la insatisfacción con la imagen“, señaló.
 
Por otro lado, el doctor Marc Siegel, dijo al mismo medio que “las personas que no tienen esta grieta pueden sentir que deben tenerla para ser bellas y luego inclinarse por pasar hambre y entrenar obsesivamente con el fin de conseguirlo”.
 
“Es un objetivo engañoso para alcanzar”, enfatizó el profesional y añadió que “no hay nada saludable en esta grieta, sólo muestra que tan delgado eres”.
 
Además, “el exceso de fascinación con la tonificación del cuerpo conduce a un uso obsesivo de pesas en contraposición al ejercicio cardiovascular (correr, andar en bicicleta, bailar), entonces yo diría que es algo potencialmente insalubre”, comentó.
 
Fuente: biobiochile

Comentarios