Ovación
Sábado 11 de Julio de 2015

Con un gol de Gio Simeone Banfield se impuso ante Quilmes

El ex River marcó el único tanto para la victoria parcial del "Taladro". Matías Almeyda hizo debutar al "Cholito" para contrarrestar las ausencias de Bertolo y Noir.

En el sur del conurbano bonaerense se vivió un encuentro con sabor a clásico. La cercanía entreBanfield y Quilmes llevó a que se establezca una rivalidad entre las entidades que tuvieron un semestre irregular. Con las notorias ausencias de Nicolás Bertolo y Ricardo Noir, la interrogante estaba planteada sobre el andamiaje del circuito ofensivo propuesto por Matías Almeyda.
Del otro lado, con Julio César Falcioni a la cabeza, el panorama era más previsible, porque si bien el "Cervecero" dejó de contar con Diego Buonanotte, el esquema del "Emperador" se caracteriza por la mezquindad, y la incorporación de Claudio Bieler como único punta daba cuenta de ello.
La velocidad de Mauricio Cuero era el argumento más sólido para que la visita se ponga en ventaja. En una de sus tantas proyecciones, el colombiano envió un punzante buscapié que exigió aAlan Alegre, para que el central envíe la pelota al córner. En ése tiro de esquina, Fabián Nogueraimpactó un cabezazo en el ángulo que paralizó a Walter Benítez, y el sonido metálico confirmó la superioridad del equipo del "Pelado".
Antes de llegar a la media hora, una extraordinaria combinación entre el ex atacante de La Equidad y Giovanni Simeone derivó en el 1 a 0. El preciso centro del "cafetero", el oportunismo del "Cholito" y la falta de reacción del arquero conformaron los ingredientes principales de la conquista.
La respuesta local se basó en centros llovidos hacia su única referencia, y antes de que se vayan al descanso Mariano Uglessich se adueñó de un rebote para fusilar a un descolocado Enrique Bologna. De no ser por la heroica tarea del oriundo de Ramos Mejía la paridad hubiese sorprendido a Banfield.
En el comienzo del complemento Enzo Trinidad pudo estirar la ventaja, pero la rápida salida deBenítez atentó contra los deseos del juvenil. En cambio, la sociedad entre Adrián Calello y Claudio Bieler servía para amenazar con la llegada de la igualdad, aunque el sacrificio de "Quique" mantuvo la diferencia. Así mismo, Rodrigo Gómez también empleó su pegada para probar al ex Peñarol.
Con más actitud que buenas ideas, Quilmes arrinconó a Banfield durante todo el segundo capítulo. El ingreso de Rubén Ramírez le dio mayor peso a la ofensiva cervecera y su presencia generó varias infracciones cerca del área rival. En la más clara, el "Droopy" impactó un disparo en el travesaño que mereció concluir en la red. Más allá de la justicia, los de Matías Almeydaconsiguieron los tres puntos a domicilio. A diferencia de lo que ocurrió en la primera parte del año, el "Taladro" ganó sin merecerlo, y la fortuna que le fue esquiva durante tanto tiempo se tiñó de blanco y verde en la reanudación del campeonato.

Comentarios