A un click
Domingo 13 de Noviembre de 2016

Compró una bicicleta sin decirle a su mujer y ella le pidió el divorcio

El hombre, un aficionado al triatlón, se gastó 11 mil euros y, sin quererlo terminó con una relación de casi dos décadas.

Una mujer le pidió el divorcio a su marido, luego de que el hombre comprara una bicicleta por 11 mil euros sin consultarla, lo que provocó una aguda crisis matrimonial.

El hecho ocurrió en Andalucía cuando el hombre -un trabajador devenido aficionado al triatlón- llegó a su casa casi un año atrás portando su nueva adquisición: una hermosa bicicleta para despuntar su nuevo vicio.

"Cuando vi la bicicleta le pedí explicaciones porque no me había dicho nada, él intentó restarle importancia, pero cuando entré en la cuenta bancaria y vi lo que se había gastado cuando esa misma tarde teníamos que ir a comprar el material escolar de la niña me fui al garaje donde tenía sus otras tres bicicletas, le cogí una y se la revoleé, al día siguiente me busqué un abogado para pedir el divorcio, aunque viva sola con la niña sin su ayuda me va a salir más barato, es un irresponsable", explicó ella al portal Deporte del Sur.


El hombre fue demasiado escueto. Eso sí, defendió su inversión aduciendo que la bicicleta era indispensable parta seguir evolucionando en una actividad muy exigente como el triatlón.


Según los cálculos realizados por la esposa, los gastos de su ahora exmarido en su actividad deportiva orillan los 20 mil euros al año. "Es algo que una economía familiar normal como la nuestra no puede asumir", afirmó ella.


Según las estadísticas, se trata del primer caso de divorcio que se hace público a consecuencia de los altos costos que implican practicar triatlón.

Comentarios