Mundo
Lunes 20 de Junio de 2016

Como usar la autosugestioフ] para lograr lo que quieres

Es una técnica para modificar los pensamientos que hay en tu mente subconsciente. Enterate cómo funciona. 

La autosugestión positiva funciona muy bien para modificar la manera en que tu mente subconsciente entrega una respuesta a un estímulo.

A “respuesta”, me refiero por ejemplo a esto:

Llega el día lunes (el estímulo), e inmediatamente te sientas mal o con pereza (la respuesta).
Ves tu lista de tareas (el estímulo) y sientes desánimo en trabajar por ellas o ganas de dejarlo para después (la respuesta).

La autosugestión ha sido probada científicamente en entornos de laboratorio.

Los investigadores se han dado cuenta que en aproximadamente 30 días seguidos de repetición de algo sugestionable es donde alcanza su máximo punto de efectividad.

Es decir, esta es una estrategia que se debe llevar a cabo persistentemente, porque de lo contrario no produce resultados.

Así que, vamos a ver paso a paso cómo lograr autosugestionar nuestra mente positivamente, para lograr todo aquello que queremos en la vida.
Paso #1: Definir qué quieres de forma específica

Por ejemplo, algunos quieren dejar de fumar, o dejar la timidez, o ganar un poco más de dinero, o tener tiempo libre. Independientemente de lo que sea que quieras en tu caso:

La idea es que cristalices tu deseo en una forma sencilla, clara y fácil de entender para ti.

De esta manera, puedes luego programar a tu mente con pensamientos orientados hacia ese objetivo específico.
Paso #2: escribir de forma positiva lo que quieres lograr

Es muy natural que los seres humanos expresemos nuestros deseos de forma negativa, he aquí unos ejemplos: 
“Quiero salir de deudas”. 
“Quiero dejar de ser gordo”. 
“Quiero dejar de fumar”
“No quiero seguir en esta situación”

Fíjate que todas son expresiones negativas como “salir de”, “dejar de”, “no quiero”…

Cuando puedes expresar lo mismo, de forma positiva:

“Quiero tener una mayor estabilidad y libertad financiera”
“Me comprometo a encontrar maneras de adelgazar y de cuidar mi cuerpo, y a aplicarlas”
“Integraré en mi vida hábitos saludables y positivos”
“Voy a crear una realidad mucho mejor para mí”

¿Ves? Prácticamente es lo mismo que quisieras cuando expresas lo negativo, pero dicho mejor.

¿Por qué debes cambiar tus deseos a un lenguaje positivo?

Porque se ha demostrado que la mente subconsciente no procesa el lenguaje negativo.

Entonces cuando tú dices por ejemplo: “quiero salir de deudas”…

El “salir de” es un patrón negativo y la mente no lo procesa.

Entonces lo que tu mente percibe es: “deudas” y más “deudas“.
Incluye sólo cosas que esté en tus manos realizar

Las actividades que formen parte de tus frases de autosugestión, deben incluir sólo lo que esté en tus manos realizar.

Es decir, una frase de autosugestión mal formada, sería por ejemplo: “quiero que mi jefe deje de molestarme”.

¿Por qué está mal formulada? Porque tú no puedes controlar a tu jefe para que haga o deje de ser algo.

Y frase mejor que esa, sería por ejemplo:

“Quiero aumentar mi inteligencia emocional, de manera que lo que hagan los demás no me afecte“.

Esto sí es algo que puedes controlar y que puedes encargarte de cumplir.

En conclusión, la idea es que las frases, tanto sean positivas, como que esté en tus manos llevar a cabo.

Así, tu mente va a realizar el proceso de modificación de patrón subconsciente mucho más efectivamente.
Paso #3: Crea una lista de 10 frases de autosugestión

(Esta lista la realizas teniendo en cuenta el Paso #2).

No debes confundir las frases de autosugestión con tus metas.

Aquí no vamos a utilizar fechas, como por ejemplo decir: “el 10 de febrero habré logrado -tal- cosa”.

No, porque lo que buscamos lograr con la autosugestión es modificar patrones de pensamiento…

La manera en que tu mente reacciona a estímulos, en que piensa cuando algo ocurre de forma subconsciente y automática.

Entonces, si tú te programas subconscientemente para pensar en alguna fecha o evento en especial:

¿Qué va a pasar luego de que esa fecha o evento llegue y ya estés en un punto en el futuro?

Pues tu mente va a seguir pensando en esa fecha y eso no es lo ideal.

Entonces, debes en términos de qué te gustaría vivir en el futuro.

Pero no necesariamente en el futuro de ahora un mes o dos meses, a partir de este momento… Sino en toda tu vida.

Por ejemplo, “Tener Hábitos Saludables“.

Es algo que quisieras seguramente ahora, en un mes, en un año e incluso en 20 y 30 años, ¿verdad?

Por otro lado, también debes filtrar de tus frases cualquier cosa que te genere estrés si no lo logras.

Porque si al tener tus frases te sientes incómodo de alguna manera, simplemente no funcionarán correctamente.
Paso #4: Repetir las frases de autosugestión durante 30 días

Preferiblemente antes de acostarte y justo al levantarte en la mañana.

Para esto, hay varias maneras:

Tenerlas en un cuaderno y leerlas, al menos unas 10 veces cada una de las 10 frases:
Es decir, leer un total de 100 frases en la mañana y 100 frases en la noche.
Esto en realidad no te va a tomar mucho tiempo…
Puede que esas 100 frases las leas en alrededor de unos 10 o 15 minutos.
Grabar un audio con tu voz donde leas las 10 frases y escucharlo de forma repetida.
Aplica el mismo hecho de que escuches el audio 10 veces en la mañana y 10 veces en la noche.

Nota: Si escoges el método #2, hay algo muy importante que debes tener en cuenta:

Debes grabarlo en segunda persona… Como que tú le estuvieras hablando a alguien más.

Por ejemplo, en vez de decir “decido tener más confianza en mí mismo”…

Debes decir “decides tener más confianza en ti mismo”, o “tú eres una persona capaz de lograr lo que quieres”.

Siempre pensando que le estás hablando a otra persona.

Finalmente espero que tengas mucho éxito con tus frases de autosugestión.

Y recuerda, esto es algo de constancia para ver resultados.
Fuente: Andes Coaching

Comentarios