Espectáculos
Sábado 12 de Marzo de 2016

Como en San Juan, Ricky Martin la rompió en Vélez y sedujo a 30.000 almas

El cantante portorriqueño Ricky Martin se presentó anoche ante 30.000 personas que colmaron el estadio de Vélez Sarsfield, en el primero de los dos shows que dará en Buenos Aires, con el "One World Tour 2016" que comenzó en Abril en Australia y se extenderá hasta los últimos días de Marzo en nuestro país.

Martin esta realizando una gira por Argentina que ya incluyó shows en varias provincias y desde hace una semana el gigantesco escenario con 6 elevadores, más de 150 luces móviles y cinco pantallas gigantes se instaló en Liniers para recibir a las fans que desde temprano colmaban el barrio.
Martin fue teloneado por el grupo juvenil latino CNCO, surgidos del programa "La Voz" que se realizó en Mexico y que el portorriqueño apadrina ya que le recuerdan a Menudo, el fenómeno adolescente latino de los años 80.
A las 22, Martin subió al escenario con el tema"Muevete duro" arrancando el primer grito ensordecedor de las miles y miles de fanáticas que cantaron y gritaron al compás del boricua durante toda la noche..
El arranque tuvo cuatro temas bien moviditos, "Adrenalina", "Come Whit Me", y Shake Your Bon-Bon, provocando un alocado baile sin parar, para luego alternar con los lentos , "Tal Vez", que fue la primer balada que arrojo romanticisimo y calma a la multitud. La siguió otra balada como "Y todo queda en Nada".
La banda integrada por 9 músicos y los 6 bailarines volvieron a levantar la temperatura con los bailables "Jaleo" en su versión en inglés y la balada "Vuelve", donde todo el estadio se convirtio en una gran constelación con las pantallas de celulares prendidos.
Inclusive en esa canción Martin quedo solo al frente del escenario junto a su director musical, el guitarrista David Cabrera, que metio un solo incendiario y algunos acordes de "Heartbreaker" de Led Zeppellin.
Para el hitazo mundial "María", Martin eligió a la más sensual de sus bailarinas que con una curvas bien caribeñas, un pollera con tajo, un top y tacos altos, baila se menea y lo provoca. Ante los celos de todas las fans, la bailarina acaricio a Martin desde la cabeza a los pies y se refrego en él, que ruborizado miraba a las pantallas como diciendo "Qué puedo hacer".
El set estuvo dividido en cuatro tematicas música dance, rock, baladas y hasta una escenografía dedicada a la música tribal, la propuesta escenográfica incluso contó con el ingreso de un auto sobre el cual Ricky cantó y bailó al ritmo de "Living La Vida Loca" con un audaz atuendo de pollera de cuero.
En casi dos horas de concierto el artista pop más importante de habla hispana, hizo un repaso de sus clásicos temas y de los de su ultimo disco "A quien quiera escuchar", que constituye casi una autobiografía.

El show no le dio paz al publico ya que se sucedian los cambios de vestuario, donde Martin paso de vestirse con un traje Armani hasta ropa de cuero, con borcegos, o pantalones más comodos, al igual que los bailarines que se cambian de ropa a cada canción.
Al momento de las baladas eligió una camisa blanca y de manera muy elegante y romantica encadenó "Fuego de noche, nieve de día", "Tal vez", "A Medio Vivir" y "Tu recuerdo", donde 30 mil gargantas emocionadas lo acompañaron en cada estrofa.
También interpretó "Asignatura pendiente" escrita por Ricardo Arjona, que habla de su San Juan de Puerto Rico natal, además de "Disparo al corazón". Aunque el publico recordo con cariño las canciones que Martin canto en su etapa con Robi Rosa, su ex compañero de Menudo, como productor.
El set más latino baiable continuo con "She bangs", "Dejate llevar y come with me", que tuvo minutos de ritmo más lento en formato balada. Mientras Martin recorría el escenario y bailaba a un gran ritmo y su equipo de bailarines sorprendia con sus coreos.
Luego de un cambio de vestuario, Martin y todo su equipo regresaron para no darle tregua a la gente y se despacharon con "La bomba", "Por arriba Por abajo", "Pégate" y "La copa de la vida", donde se destaco la sangre latino, la percusión y los bronces.
El final fue para "La mordidita" el hitazo latino de su ultimo disco que tuvo una larga y extendida versión para hacer bailar a Velez. Tras bailar como locos, Ricky Martin se despidio con las frases "Gracias Argentina, gracias mi gente linda. Que Dios Los bendiga.
De esto se trata, quiero que se vayan felices y transpirados tras haber pasado una gran noche".
Martin volverá a presentarse esta noche en Vélez, el 19 lo hara en Tucumán, el 20 en Salta, el 24 en DirecTV Arena de Tortuguitas y su última parada en nuestro país será el 25 en el Estadio Polideportivo de Mar del Plata.                    
 

Comentarios