Ovación
Viernes 07 de Agosto de 2015

Champions: el sorteo dejó atractivos cruces para ingresar al cuadro principal

El sorteo realizado en la sede de la UEFA deparó duelo complicados entre equipos importantes. Valencia enfrentará a Mónaco y tampoco la tendrán fácil el Manchester United y Lazio. 

Valencia (España)-Mónaco (Francia), Manchester United (Inglaterra)-Brujas (Bélgica) y Lazio (Italia)-Bayer Leverkusen (Alemania) son los cruces más destacados que deparó el sorteo de la ronda previa a la fase de grupos de la Liga de Campeones, realizado hoy en la sede de la UEFA de Nyon (Suiza).
El programa se completa con Astana (Kazajastán)-APOEL (Chipre), Skënderbeu (Albania)-Dinamo Zagreb (Croacia), Celtic (Escocia)-Malmoe (Suecia), Basilea (Suiza)-Maccabi Tel-Aviv (Israel), BATE (Bielorrusia)-Partizan (Serbia), Sporting Club (Portugal)-CSKA Moscú (Rusia) y Rapid Viena (Austria)-Shakhtar Donetsk (Ucrania).
Valencia-Mónaco es la eliminatoria más atractiva de esta ronda, ya que el equipo francés llegó hasta los cuartos de final de la pasada edición de la Liga Campeones.
Los dos conjuntos, que se enfrentaron por última vez en la Recopa de la UEFA de 1980/81, jugarán la ida en Mestalla el 19 de agosto, y la vuelta en el Principado el 25.
Si Valencia conquistara el pase, España logrará inscribir cinco equipos en la fase de grupos de Liga Campeones, algo que nunca ha ocurrido hasta ahora en la historia de esta competición.
Manchester United, único campeón de Europa que participó del sorteo de hoy, enfrentará al Brujas de Bélgica, en una eliminatoria inédita.
El equipo de Van Gaal, que vuelve a la Liga Campeones tras un año de ausencia, jugará la ida en Old Trafford el 18 de agosto y viajará a Bélgica el 26.
El cruce entre Lazio y Bayer Leverkusen opone a dos equipos de tradición. Los italianos cuentan con una Recopa y una Supercopa UEFA en su palmarés mientras los alemanes, que jugaron los octavos en la pasada temporada, ganaron la Copa UEFA en 1988 y llegaron hasta la final de Liga Campeones, que perdieron contra el Real Madrid en 2002.
 
 

Comentarios