Lunes 29 de Agosto de 2016

Caso López: Una junta médica determinó que la madre Alba no puede enfrentar un juicio

La religiosa responsable del Monasterio General de Rodríguez donde fue detenido el ex secretario de Obras Públicas, José López, presenta un "estado demencial moderado" y no está en condiciones físicas ni psiquicas de enfrentar una causa penal. 

Una junta médica determinó que la hermana alba, religiosa del convento en el que fue sorprendido José López, intentando esconder millones de dólares no está en condiciones de afrontar un juicio.  
 Ante este informe, la religiosa sería sobreseída por inimputabilidad en la causa que investiga por enriquecimiento ilícito a López y a otros implicados como supuestos cómplices o testaferros del ex funcionario kirchnerista y no podría ser indagada luego de ser señalada por otras religiosas como la que la noche del 14 de junio pasado dio las directivas en torno a la llegada del acusado al lugar.
Alba, de 95 años, requiere asistencia permanente, "se encuentra desorientada, particularmente en tiempo; el conocimiento de hechos concernientes a sí misma se mantiene, pero es parcial, fragmentado e incompleto", concluyeron los médicos que la visitaron en General Rodríguez y establecieron que "los hallazgos mencionados son los propios de un trastorno cognitivo moderado-grave, y corresponden a un estado demencial en estado moderado", según el informe entregado a Rafecas.
El estudio había sido pedido por el fiscal federal Federico Delgado y por la querella de la Oficina Anticorrupción.
Alba Día de España Martínez Fernández "no tendría memoria y otras funciones cognitivas suficientes para responder con veracidad a las preguntas efectuadas", se estableció.
Y tampoco se encontraría en condiciones de declarar "con discernimiento o introspección razonables", ni "poseería cognición suficiente para comprender y poder interactuar coherentemente".
Por todo ello, se concluyó que "no se encuentra en condiciones psicofísicas para enfrentar un proceso penal".
El informe fue firmado por el médico forense Maximilano Luna, por el jefe del Servicio de Neurología Forense Osvaldo Fontinoni, y por la psicóloga forense Adela Orggatti.
Alba había sido sometida ya a un examen médico que dio el mismo resultado, pero la fiscalía requirió la Junta Médica para contar con resultados concluyentes.
La única monja indagada hasta ahora, la hermana Inés Aparicio, dijo a Rafecas que cumplió órdenes de Alba en todo lo referido al arribo de López al monasterio y a lo que ocurrió la noche en que intentó esconder allí casi 9 millones de dólares en bolsos y una valija.

Fuente: Télam

Comentarios