San Juan
Sábado 05 de Diciembre de 2015

Caso Laperuta: A casi dos meses del hallazgo, la familia Pasten espera la recompensa en la extrema pobreza

Juan Carlos (Padre) y Juan Ángel (hijo) participaron activamente de la búsqueda del médico bonaerense con el único objetivo de cobrar los 150.000 pesos que ofrecía el gobierno provincial. La familia vive en un ranchito a punto de caerse 

Los Pasten como son conocido en casi todo Angaco son baqueanos, conocen el campo a la perfección y viven de changas. La familia está compuesta por 11 personas que viven hacinados en un ranchito a punta de caerse en la zona conocida como El Bosque.
Cuando Aníbal Laperuta desapareció el 5 de octubre y la noticia tomó trascendencia pública tanto Juan Carlos (53) como Juan Ángel (28) decidieron ayudar a las diferentes fuerzas policiales que participaban de la búsqueda simplemente por colaborar. Pero su objetivo cambio cuando el gobierno provincial ofreció una recompensa de 150.000 mil pesos a quien aportara datos verdaderos sobre el paradero del médico bonaerense.
Tanto padre como hijo en este dinero vieron la posibilidad de poder llevar a cabo la operación de Elsa Esther (48),la madre de Juan Ángel y siete hijos más. Esto los motivo a usar sus animales y llevarse algunas pertenencias y partir nuevamente hacia la zona de búsqueda.
Los dos fueron guías de los agentes policiales. Ellos manifestaron a sanjuan8.com que eran los únicos que conocían a la perfección el campo. Pero según argumentan los efectivos pasaron mal las coordenadas y eso demoró en gran parte la efectiva búsqueda de Laperuta.
Según contó Juan Carlos en la búsqueda participaron “muchos intrusos” y según relatan ellos en varias ocasiones encontraron “rastros” del médico pero al tener mal las coordenadas se hacía difícil. Pasaron días y noches enteras en las zonas que se rastrillaban, vivieron y comieron junto a todas las brigadas de rescate, pero no lograban aún su cometido: encontrar con vida al anciano.
Juan Ángel explicó que si se hubiera movido solo a Aníbal Laperuta lo encontraba con vida, pero lamentablemente fue el quien después de más de 15 días lo encontró muerto. “Pase una hora con el cuerpo hasta que logre dar aviso” enfatizó el baqueano. También dijo que cuando logró dar la noticia los policías no le creían, una vez que confirmaron que era posiblemente el cuerpo del médico, el joven junto a otro efectivo partieron a buscar una cinta para rodear la zona.
Según lo que cuentan los baqueanos en las actas figura el nombre de Juan Ángel como la persona que encontró a Aníbal Laperuta y expresa que de eso hay testigos.
El problema del cobro de la recompensa surge porque aparece otro baqueano en la escena que desmiente la versión de los Pasten. El señor Verón también participó de la búsqueda admiten pero no fue el quien encontró al médico, dice Juan Carlos.
Una vez que el cuerpo fue entregado a la familia del médico, Los Pasten con dinero prestado viajaron a la Ciudad de San Juan para mantener una reunión con el ministro de seguridad Adrián Cuevas. Por lo que explican los baqueanos se sintieron maltratados y acusados por Cuevas, quien según los hombres dijo que no les iba a pagar.
El caso rápidamente salió a los medios de comunicación y Los Pasten dieron su versión. Por lo que se sabe el caso aún está en la justicia que es quien determinara quien cobrara el dinero y si se hará efectivo.
Mientras tanto Juan Carlos y Juan Ángel siguen esperando que el pago sea posible y así puedan operar a la madre quien sufre varias enfermedades reumáticas.
Juan Ángel señaló que Aníbal Laperuta es el “ángel del baqueano” y prometió hacerle una casilla para ir a rezar.
 
 
 

Comentarios