País
Martes 29 de Marzo de 2016

Caso Dalmasso: el hijo se presentó espontáneamente a declarar

Facundo fue a "aportar pruebas"; estuvo cinco años imputado por el asesinato de su madre. 

Como hace años, el crimen de Nora Dalmasso vuelve a alterar la vida cotidiana de Río Cuarto. Guardias periodísticas en la puerta de Tribunales y algunos curiosos mirando quiénes entran y salen. Hoy llegó Facundo, hijo de la víctima y de Marcelo Macarrón, imputado por el crimen. Fue espontáneamente a "aportar pruebas".
Marcelo Brito, defensor de Macarrón, señaló que el joven se presentó sin citación porque quiere sumar "pruebas" ante el fiscal Daniel Miralles, quien acusa a Macarrón de ser el autor material del crimen. Ayer él y su hermana, Valentina, completaron los trámites para que la casa de Villa Golf pudiera ser usada como caución para que el viudo siga en libertad. La Justicia fijó la fianza en 3 millones de pesos.
Brito aseguró: "No tiene nada que ver mi convicción con la presunción del fiscal, quien supone que Macarrón estuvo en el lugar y cometió el hecho, en contraste con todo lo que dijeron los testigos". Muy cómodo en sus contactos con los periodistas y habituado al perfil alto, el abogado agregó que buscarán probar que Macarrón es "inocente" y que es "una víctima de esta situación".
Una vez más insistió en que es "necesario profundizar la investigación" sobre el empresario Miguel Rohrer, alias "el francés" y "otras personas". El nombre ya fue parte de la investigación como sospechoso, declaró como testigo y esa línea de investigación fue abandonada sin que ninguna de las partes reclamara nunca retomarla.
Miralles trajo de nuevo ahora la hipótesis por unas sábanas de llamadas telefónicas aportadas por la justicia federal que señalan que Rohrer estuvo en Río Cuarto en las fechas del crimen. Era del círculo íntimo de Macarrón, con quienes habrían compartido también negocios.
Facundo estuvo cinco años imputado por el asesinato de su mamá. Fue acusado el 7 de junio de 2007 de haber abusado y matado a Nora mientras su padre estaba jugando al golf en Punta del Este y su hermana Valentina en Estados Unidos.
"La gran razón por la cual el fiscal (Javier Di Santo) sospechó de mí, es porque no encuadraba en lo que él consideraba un buen hijo de familia, quizá por mi sexualidad", declaró al tiempo de quedar afuera de la causa.
Como en la escena del crimen y el cuerpo de la víctima había ADN del linaje Macarrón, Di Santo lo acusó. Un informe del FBI que establece que los restos son de "Marcelo Macarrón" lo llevó al sobreseimiento. Ese reporte es el que ahora cuestiona la defensa del viudo, que antes estuvo al lado del hijo: "Lo que importa es que estaba en Uruguay", sintetiza Gustavo Liebau, otro de los abogados.
 

Comentarios