Mundo
Sábado 29 de Agosto de 2015

Carta del Papa Francisco a una escritora gay disparó una polémica en Italia

"Se trataba de una carta privada que no estaba destinada a ser divulgada", precisó el portavoz adjunto del Vaticano, padre Ciro Benedettini.

La divulgación ayer de la carta que el Papa Francisco envió con la bendición apostólica a la escritora Francesca Pardi, autora de cuentos infantiles sobre familias formadas por parejas gays, suscitó polémica en Italia.

"Se trataba de una carta privada que no estaba destinada a ser divulgada", precisó el portavoz adjunto del Vaticano, padre Ciro Benedettini.

La misiva del Papa fue enviada como respuesta al pedido de la escritora de que leyera sus numerosos libros, censurados en Italia por sectores conservadores católicos por defender la llamada ideología de género.

La escritora, autora de cuentos y fábulas en los que describe historias de familias homoparentales, vencedora del premio internacional Anderson en 2012 por su libro "Pequeño huevo", divulgó la carta papal, marcada por el tono tolerante del pontífice argentino.

En la misiva, el Papa le desea que "siga su proficua actividad", y se despide con la bendición apostólica "para toda la familia" de la escritora.

"De ninguna manera la carta papal avala conductas y enseñanzas que no corresponden al Evangelio", precisó por su parte el Vaticano.

Pardi, fundadora con su pareja de la editorial Lo Stampatello, autora también del libro "Pequeña historia de una familia. ¿Por qué tienes dos madres?", aseguró a la AFP que "no quiere convertirse en un modelo".

La escritora envió en junio al Papa Francisco un paquete con todos los libros de su editorial, fotos de su familia y panfletos insultantes contra ella después de que el nuevo alcalde de Venecia anunciara que algunos de sus libros formaban parte de la lista de textos que serán retirados de las bibliotecas públicas.

En la carta, Francisco, apasionado lector, le agradeció también por su "delicado gesto" y la invitó a seguir su "actividad al servicio de las jóvenes generaciones y de la difusión de los auténticos valores humanos y cristianos".

Con ese gesto "nos demostró respeto y nos dio dignidad", aseguró conmovida Pardi.

"Lo que me parece importante es la actitud, de no ponernos contra el muro. Sentir que puede haber diálogo", agregó.

"El Papa no me ha escrito ¡Adelante!, su respuesta no es una apertura a las familias homoparentales, pero sí supone un cambio de tono. Nos devuelve el respeto que merecemos, como personas y como familias. Y desde hace un año llevamos sufriendo ataques de manera denigrante por los libros que publicamos con la casa editorial Lo Stampatello, ataques agresivos, desagradables".

Comentarios