País
Jueves 01 de Septiembre de 2016

Carrió denunció una "operación de inteligencia" contra Gómez Centurión

La legisladora indicó que la operación "se encuentra relacionada con la actuación del funcionario en pos de terminar con negociados vinculados con el contrabando, el tráfico de efedrina, la financiación ilegal de la política y negociados vinculados con el mundo del fútbol".

La líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, realizó hoy una presentación ante la Justicia para que se investigue una "burda operación de inteligencia" relacionada con las acusaciones que involucran al desplazado director de la Aduana Juan José Gómez Centurión.
En el documento presentado ante el fiscal Guillermo Marijuán, la legisladora indicó que la operación "se encuentra relacionada con la actuación del funcionario en pos de terminar con negociados vinculados con el contrabando, el tráfico de efedrina, la financiación ilegal de la política y negociados vinculados con el mundo del fútbol".
"Estamos convencidos de que con el cierre o suspensión de la habilitación de ciertos depósitos fiscales se han tocado intereses de poderosos grupos dedicados al contrabando y al tráfico de estupefacientes, entre otros delitos, que provocaron la salida del extitular de la Aduana", sostuvo.
Y advirtió, en este sentido, que "es fundamental investigar la posible existencia de efedrina y otras drogas en los depósitos fiscales, ya que la administración de Gómez Centurión estaba prestando colaboración con distintas causas e investigaciones, como la causa de la efedrina" que lleva la jueza Maria Romilda Servini de Cubría.
Respecto a Declaraciones Juradas Anticipadas de Importación (DJAI), el texto destaca que Gómez Centurión formuló el 16 de agosto pasado una denuncia penal por "la simulación ante el servicio aduanero de operaciones de importación y exportación con la finalidad de obtener beneficio económico en perjuicio del fisco y del Estado".
Según indicó la diputada, esta causa reflejó la existencia de "empresas fantasmas" utilizadas como pantalla a fin de obtener, mediante la justificación de las importaciones, giros de divisas al exterior en momento en que en la Argentina existían restricciones, llamadas "cepo al dólar", y no haber importado
absolutamente nada a cambio: en este grupo, las maniobras ascienden a más de 176 millones de dólares.
Asimismo, también se detectó el ingreso de mercadería sin declaración aduanera, por un monto que asciende a más de 300 millones de dólares, expresó Carrió en su escrito entregado a Marijuán.
"La denuncia contra Gómez Centurión tiene como fin separarlo de su cargo en virtud de las acciones por él realizadas vinculadas a desentrañar negocios ilegales referidos a irregularidades en las DJAI, con la suspensión de habilitación de depósitos fiscales y con su lucha contra grupos dedicados alcontrabando", señaló.
Entre las pruebas aportadas, se menciona a empresas que realizaron giros al exterior por millones de dólares sin haber efectuado ninguna operación efectiva, y otras que realizaron maniobras fraudulentas en la Aduana y se reclamó que se investigue "de dónde provienen las captaciones de las comunicaciones, si del propia Agencia Federal de Inteligencia o de la empresa 3C Consulting".
"Podemos inferir por los intereses lesionados a partir de la gestión de Cambiemos en la Aduana que, para que se mantenga el status quo mafioso que durante años ha regido los destinos de la institución, era necesario excluir a aquella gestión que planteaba una ruptura al mismo", indicó Carrió.
Y completó: "Estamos en presencia de una burda operación de inteligencia que excede la responsabilidad administrativa de un funcionario con la única finalidad de volver a instalar en la Aduana esa matriz mafiosa donde participaban en connivencia empresarios, funcionarios, contrabandistas, miembros de las fuerzas de seguridad y servicios de inteligencia".
Gómez Centurión está representado en esta causa por el estudio de abogados de Alejandro Pérez Chada, el que además defiende a la vicepresidenta Gabriela Michetti en la causa que investiga el
origen de los fondos que le robaron en su domicilio y al presidente de Boca, Daniel Angelici, en la denuncia de Carrió en su contra por supuesto tráfico de influencias.
Esta semana, el presidente Mauricio Macri recibió en la residencia de Olivos al suspendido jefe de la Aduana, en medio de la polémica por su apartamiento temporario a raíz de sospechas de pedido de coimas a empresarios, y -según trascendió- le habría transmitido que si la Justicia comprueba su inocencia, será repuesto de inmediato en su cargo.
En los días previos, integrantes del oficialista frente Cambiemos habían manifestado que creían en la inocencia de Gómez Centurión, en medio de versiones de que podría haber sido blanco de una operación de espías de inteligencia a través de escuchas telefónicas.
El encuentro entre Macri y Gómez Centurión se produjo luego de un asado que compartieron el fin de semana pasado el Presidente con la diputada Carrió, quien previamente se había reunido con el jefe de la Aduana y le había manifestado su respaldo.

Comentarios