Espectáculos
Lunes 04 de Julio de 2016

Candelaria Tinelli, triste e indignada por la muerte del oso Arturo

Amante de los animales, la hija de Marcelo expresó su malestar en las redes sociales por el animal que estaba en cautiverio. 

“Amaré a los animales hasta que mi corazón se detenga”, reza la biografía de Candelaria Tinelli en Twitter. Una frase que “pinta” de pies a cabeza a la hija de Marcelo Tinelli en su cuenta de la red social, que desde el domingo tiene como foto de perfil una imagen de Arturo, el oso polar que se encontraba en el Zoo de Mendoza y murió el fin de semana.
Arturo era el último oso polar que quedaba en Argentina, tenía casi 31 años de edad y se encontraba en ese zoológico desde hace 22. A raíz de la muerte del animal, por el que se habían realizado múltiples campañas pidiendo que se lo liberara, Greenpeace emitió un comunicado en el que pide “el fin de los animales en cautiverio para fines comerciales o de recreación”.
Candelaria: "Cada entrada te fue matando. ‘Divirtiendo’ a los seres humanos te fuiste deteriorando. Con 35 grados de calor en pleno verano, este pobre animal se ‘bañaba’ en una pileta prodrida, y lo mojaban con una manguera. Ni hambre tenía. Claramente sus 22 años de vida en cautiverio fueron de puro sufrimiento. Arturo no disfrutó la vida… Perdón, ahora sí conocés la libertad". 
Dolida e indignada, Candelaria publicó en Instagram una foto del oso y expresó: “Cada entrada te fue matando. ‘Divirtiendo’ a los seres humanos te fuiste deteriorando. Con 35 grados de calor en pleno verano, este pobre animal se ‘bañaba’ en una pileta prodrida, y lo mojaban con una manguera. Ni hambre tenía. Claramente sus 22 años de vida en cautiverio fueron de puro sufrimiento. Arturo no disfrutó la vida… Perdón, ahora sí conocés la libertad #bastadezoos #liberenaarturo”.
Cande también comentó la noticia en Twitter, compartió allí las repercusiones de la muerte de Arturo y le confió a sus seguidores: “No paro de llorar, me mató esta noticia”.
Arturo, cuya imagen encerrado le valió el penoso título del “animal más triste del mundo” en las redes sociales, murió “por un desbalance hemodinámico, que desencadenó en una descompensación multisistemática”, según explicó el gobierno de la provincia. Vale recordar que el Zoo mendocino se encuentra cerrado al público debido a la muerte de alrededor de 80 animales sólo durante 2016. Una cifra alarmante…

Comentarios