Ovación
Lunes 25 de Julio de 2016

Calentitos los panchos: ¿Por qué la candidatura de Bielsa genera tanta polémica?

Dueño de una enorme personalidad y un estilo singular para trabajar, el rosarino siempre dejó una huella por donde pasó. Están los que lo idolatran y los que lo cuestionan. Los pro y los contra del "Loco".

Cuando Marcelo Bielsa se va de un club su huella queda marcada. Siempre. En cada institución o selección por la que pasó, el Loco dejó su sello pero también, a su paso, fue acumulando polémicas.
La mayoría de los jugadores hablan muy bien de él, de su trabajo, sus valores, pero también tuvo roces con dirigentes, periodistas y futbolistas.
El Loco, fanático de Newell’s, se inició futbolísticamente en ese club y tras retirarse se calzó el buzo de la Lepra y ganó los torneos de Primera División de 1991 y 1992.
En 1998 dirigió a Vélez y allí tuvo un gran enfrentamiento con el caudillo del Fortín José Luis Chilavert, quien amagó con irse del club.
¿Que había hecho el DT? Dijo que todos los futbolistas eran iguales, algo que pegó fuerte en el ego del arquero paraguayo.
Finalmente el Loco lo terminó convenciendo con sus ideas y el resultado fue la obtención del Clausura '98.
De Vélez saltó a la selección argentina, con la cual hizo una excelente eliminatoria pero fracasó en el Mundial de Corea Japón 2002 al no superar la fase de grupos.
Arenga de Bielsa en el Olympique de Marsella
Si bien, gran parte de los integrantes de ese equipo reconocieron el trabajo de Bielsa, el Loco estuvo al borde de la agresión con el delantero José Luis Calderón, molesto porque según él, lo habían llevado de “adorno” a la Copa América '99.
Tras el Mundial 2002 el presidente de la AFA Julio Grondona lo mantuvo en el puesto y el Loco se reinvindicó con la primera medalla de oro en los Juegos Olímpicos para nuestro fútbol en Atenas 2004.
Luego de la selección argentina se puso al frente de la chilena y allí vivió todo tipo de polémicas: se peleó con la prensa por su rigidez con los medios, no le dio la mano al presidente del país, Sebastián Piñera y excluyó a varios jugadores históricos.
Pero en lo futbolístico le fue excelente: Chile fue al Mundial y el país trasandino dio un salto de calidad con su selección.
Su derrotero siguió en el Athletic de Bilbao de España y Olympique de Marsella, donde fue elevado al nivel de ídolo por los hinchas y criticado por los medios por no permitir las grabaciones de las prácticas.
En el último mes había arreglado dirigir a la Lazio de Italia pero cuando parecía que estaba todo acordado decidió irse abruptamente porque no le habían contratado a los refuerzos que él quería.
En los últimos días, tras la renuncia de Gerardo Martino al cargo de DT de la selección nacional, el nombre de Bielsa comenzó a circular como uno de los posibles reemplazantes del Tata. Es más, se dice que es uno de los preferidos de los dirigentes.
Y entonces se desató la polémica. El verborrágico Caruso Lombardi declaró que “Bielsa no está para dirigir a la selección porque está fuera de foco"
En cambio, Claudio Vivas, uno de los hombres que más lo conoce y que fue su ayudante durante mucho tiempo, cree que es bueno llamarlo.
“Está bueno que lo consulten porque es una persona que sabe mucho y conoce bien el tema de las selecciones”, indicó.
Otro que está a favor del Loco es Pablo Toviggino, integrante de la Comisión Normalizadora de la AFA, quien expresó que quiere a Bielsa como DT.
De los actuales jugadores de la selección, el único que fue dirigido por el rosarino fue Javier Mascherano, quien habría dado el visto bueno y también se habría ocupado de hablar con Lionel Messi, la máxima estrella argentina, que se identifica con el Loco por su pasado leproso. ¿Qué pasará?

Comentarios