Economía
Martes 01 de Febrero de 2011

Cada vez son mayores las diferencias en la Mesa de Enlace

Las discusiones y manifestaciones de las entidades que agrupa esta organización no son del todo acertadas para un reclamo conjunto al Gobierno Nacional.

El vicepresidente de la Federación Agraria Argentina, Omar Barchetta, admitió hoy que "preocupan las discusiones y las diferencias dentro de la Mesa del Enlace" y pidió al Gobierno que extienda a todo el sistema de cooperativas la compra de de trigo por parte de la industria molinera. El presidente de la Sociedad Rural, Hugo Biolcati, había dicho ayer que "si a un hambreado le ofrecen un plato de sopa  ¿cómo va a dejar que se niegue a recibirlo?", al criticar un pedido del Gobierno a la industria molinera para que comprara 500 mil toneladas de trigo a cooperativas asociadas a la Federación Agraria.

Barchetta opinó hoy que "lo que dijo Biolcati sobre los chacareros fue inoportuno y no cayó bien" y, si bien no se mostró de acuerdo con el modo en que se compraron esas toneladas de trigo, remarcó que se debe entender la "necesidad". "En situaciones como éstas, que son muy complicadas, no estamos para nada a favor del modo y forma de comercialización y por ahí ocurren cosas que no es lo que  pretendemos, pero hay que entender la necesidad de los productores de vender trigo", señaló el ruralista en diálogo con Radio de la Ciudad.

Sobre este tema, Barchetta sostuvo que "en el marco de este sistema de comercialización, estas 500 mil toneladas que han gestionado y se les ha otorgado a agricultores federados, tiene que ser una cuestión mucho más amplia, debe abarcar a todo el sistema de cooperativas, no sólo a los federados", agregó. "Si bien no estamos criticando duramente ese otorgamiento, decimos que es insuficiente. Venimos reclamando una política que tenga que ver con atender todas las necesidades de las cooperativas", donde están los pequeños y medianos productores", remarcó.

Y agregó: "Debe ser más amplio ya que los más grandes han estado comercializando el trigo porque tienen espalda y han hecho negocios con la soja. Tuvieron precios muchos mejores". Tras reconocer que "preocupan las discusiones y las diferencias dentro de la Mesa del Enlace", Barchetta señaló que lo que buscan los productores "es cobrar el precio que fija el FAS teórico, que es precio internacional  menos retenciones y gastos de exportación, que hoy estaría en unos 92 pesos". "Es el valor que aconsejamos a los productores y no menos, pero hay una necesidad de vender que es muy grande porque los más chicos han sembrado y tienen que hacer efectivo el trigo para enfrentar compromisos y deudas con los bancos", justificó.

Y precisó que "en realidad, se está vendiendo a alrededor de 67 o 68 pesos. Es decir, se están perdiendo 25 pesos por kilo". "Esto se convierte en una retención que supera el 46 por ciento, algo que venimos denunciando desde hace mucho tiempo", cuestionó. 

NA

Comentarios