Mundo
Martes 28 de Julio de 2015

Buscan repetir el éxito del juego Candy Crush

El fenómeno de esta aplicación ha ampliado el perfil del usuario de videojuegos. Ha arrastrado a otros creadores a buscar la repetición de la exitosa fórmula

Con 45,6 millones de usuarios promedio al mes durante el 2013, Candy Crush Saga se consolidó como el juego número uno en Facebook y con mayor número de descargas en las tiendas de aplicaciones móviles. Con estos resultados, no es de extrañar que una parte importante del sector de videojuegos se haya volcado en proyectos que siguen las mismas estrategias de esta creación de la empresa King.
 
La primera edición de GameInvest, Foro de Inversión en Videojuegos del Sur de Europa que se celebra en Málaga de forma paralela al Festival Gamepolis, acoge durante este fin de semana la presentación de más de 100 productos creados por empresas independientes de videojuegos. Gran parte de los trabajos presentados están enfocados a los nuevos dispositivos, que han conseguido diversificar y extender el mundo del videojuego y han llegado a públicos completamente diferentes del perfil tradicional de jugador.
 
Así, el director de GameInvest, Javier Ramos, asegura que esto se debe a que "el mercado va tirando en esa dirección, con productos dirigidos a un público muy diferente, sólo tenemos que ver Candy Crush, cuyo perfil mayoritario es mujer de entre 35 y 50 años".
 
Resulta evidente que con este tipo de formatos, el mundo del videojuego se expande dejando de estar limitado por la posesión de consolas, puesto que la mayor parte de la población tiene su propio smartphone. Otros puntos a favor de este tipo de juegos son las dinámicas simples y la interacción social.
 
La tercera edición de Gamepolis ha apostado fuerte por este sector de las nuevas tecnologías, con charlas informativas sobre desarrollo de videojuegos desde distintos puntos de vista. Daniel Pastor, el productor de Super Soccer Club, el mejor videojuego del año en España, participó este viernes en una de las conferencias organizadas por Gamepolis, donde dio a conocer las claves para crear un juego de éxito para dispositivos móviles.
 
El productor destacó las ventajas de la estrategia 'freemium', basada en aplicaciones gratuitas con desbloqueos, extensiones y opciones extra que suponen un desembolso, frente aquellas que en las que el juego es de pago por completo. La mayor parte de las desarrolladoras de GameInvest con trabajos destinados a Android, Ipad u otro soporte táctil, cuentan con esta estrategia, mediante la cual, el público puede probar su producto y decidir si está dispuesto a pagar por contenidos extra o no.
 
La facilidad para desarrollar este tipo de juegos junto con los bajos costes de producción son los principales motivos que llevan a las empresas independientes a trabajar con nuevas plataformas. Lo cual provoca, por otra parte, que este mundo sea muy competitivo porque "cada vez las herramientas están mas a disponibilidad de todo el mundo", sobre todo en el caso de las aplicaciones para móviles, según Fernando Ortega, inversor y cofundador de Games Boosters, empresa dedicada al publishing de videojuegos independientes.
 
Según el director del encuentro, las aplicaciones móviles no suponen una competencia para las consolas o PC, sino que "se complementan", ya que cada aparato atrae a un público diferente.
 
Por su parte, Ortega asegura que "los móviles han popularizado de forma masiva el consumo de contenidos de videojuegos, de forma que ahora personas que nunca antes habían jugado a nada, se enganchan a juegos como Candy Crush".
 
No obstante, entre los trabajos expuestos en GameInvest también se encuentran juegos destinados a consolas y PC que buscan captar a su público por su originalidad.
 
Varios proyectos han recurrido a la recreación de realidad virtual. Uno de ellos, incluso con el móvil. Se trata de una aplicación que da la imagen en 3D y para la que hace falta unas gafas que dan la sensación de inmersión dentro del juego. Así, gracias a un sensor de movimiento, el jugador consigue una visión de 360º de los escenarios.

Comentarios