País
Miércoles 04 de Febrero de 2015

Buscan que se renueven electrodomésticos a través de un plan canje

El Gobierno proyecta que se puedan comprar heladeras, lavarropas y equipos de aire nuevos y eficientes mediante la entrega de artefactos viejos. El Estado cubriría la diferencia.

A través de un programa ambicioso con el que pretende darles batalla en simultáneo ala recesión y a la crisis energética, el Gobierno analiza en estas horas el lanzamiento de un plan canje para renovar heladeras, lavarropas y equipos de aire acondicionado. La idea, que apunta a sacar de circulación los artefactos de consumo eléctrico ineficiente y a reactivar las ventas de electrodomésticos, podría darse a conocer a fines del verano en una resolución conjunta de los ministerios de Economía y Planificación.

Quien más ha trabajado en la propuesta es Mariana González, subsecretaria de Coordinación Económica y Mejora de la Competitividad, que viene sondeando a empresarios del sector desde el 24 de octubre pasado, cuando los recibió en su despacho junto con otros dos escuderos de Axel Kicillof: Esteban Kiper, ex funcionario de la Casa de Moneda que ocupa desde hace un año la vicepresidencia de Cammesa -la administradora del mercado eléctrico-, y Nicolás Arceo, vicepresidente de Administración y Finanzas de YPF.

Una iniciativa 100% Kicillof a la que el ministro de Economía ha decidido sumar a Julio De Vido, líder de Planificación, a quien le arrebató hace seis meses la conducción formal del área energética. González insistió en una segunda reunión el 15 de diciembre pasado, también en sus oficinas, donde les volvió a plantear el asunto a representantes de las cámaras de fabricantes y vendedores de electrodomésticos. Ya están al tanto, por ejemplo, Frávega y Garbarino.

En el Gobierno admitieron la existencia de las conversaciones, pero no dieron precisiones sobre el futuro ni sobre la ejecución de la medida. Sin embargo, mediante el acceso a fuentes y documentos gubernamentales,se constató que la propuesta no sólo sigue en pie, sino que se discute internamente desde hace por lo menos diez días.

El proyecto es, en esencia, bastante similar al Plan Canje de autos con que Carlos Menem se despidió de la gestión, pero llevará esta vez un nombre más extenso: Programa de Fomento a la Producción y Comercialización de Aparatos Eléctricos de Uso Doméstico Eficientes Energéticamente, que la resolución pretende resumir en dos palabras: Plan Renovate.

Una vez presentado el plan, que vence en diciembre de este año, los consumidores podrán anotarse en registros de las cadenas de electrodomésticos, entregarles como parte de pago equipos obsoletos que deberán estar en buen estado y funcionando y, en el plazo de diez días, recibir productos nuevos. La diferencia entre los costos de uno y otro bien les será suministrada a los comercios mediante un pago del Estado, que a su vez determinará el precio de la operación.

El listado de artículos será publicado en www.elclimalohacesvos.gob.ar, página oficial de la Secretaría de Energía, y el flete podría estar a cargo de la empresa, aunque en los últimos días hubo funcionarios que objetaron este costo. "Hay que chequearlo: no todas las comercializadoras realizan la entrega del bien nuevo sin costo", planteó un funcionario en una de esas discusiones. Lo que sí correrá inevitablemente por cuenta de la empresa es el traslado del artefacto viejo a un depósito donde será desguazado.

Según un borrador de la resolución que va tomando forma en el Palacio de Hacienda, se podrá pagar con los planes de cuotas del Gobierno. "Durante la vigencia del programa, los consumidores podrán realizar las adquisiciones de los bienes promocionados al amparo de programas de fomento al consumo y la producción vigentes (como el Ahora 12), los que en el futuro lo reemplacen y/o lo complementen, y/o con cualquier otro programa de estímulo impulsado por el Estado nacional."

Los dos propósitos de la medida quedan especificados en el primer considerando del texto: "Que el mencionado programa tiene como objetivo fomentar la producción nacional y la comercialización de electrodomésticos que garanticen un consumo energético eficiente, estimular la demanda en el mercado y acelerar el proceso de recambio de aquellos bienes que generan un mayor consumo de energía".

Falta, con todo, resolver algunos detalles legales, como el que propuso a fines de enero el abogado de la Secretaría de Comercio, dependencia que conduce Augusto Costa: la inclusión de una declaración jurada sobre la "irreversibilidad del canje". En esa oficina sugirieron también incluir el correo electrónico y un contacto de la Dirección Nacional de Defensa del Consumidor y de la Secretaría de Comercio para que despejen cualquier duda.

En formularios cuyo esbozo está casi terminado, el abogado propuso el siguiente párrafo: "El solicitante declara bajo juramento que el lavarropas/la heladera descripto en el punto 2 es de su propiedad y que se encuentra funcionando en el domicilio informado en el punto 1. Asimismo, autoriza el retiro del mismo en el momento de recibir la nueva unidad y renuncia expresamente a cualquier reclamo pecuniario y/o pedido de restitución del bien descripto en el punto 2".

El modo más elegante de disuadir a pícaros y a quejosos.

El Plan Renovar

Consumidores

Los interesados deberán inscribirse en un registro y comprarles a las empresas artefactos nuevos y eficientes mediante la entrega de sus equipos viejos

Fabricantes y vendedores

Las empresas también deberán anotarse en un registro y encargarse del flete del envío al domicilio y al depósito de desguace. A cambio, recibirán del Gobierno una suma de dinero por la diferencia entre el artefacto viejo y el nuevo

Gobierno

Será la autoridad de aplicación del programa. Les dará prioridad a los fabricantes nacionales y les pondrá precio a los productos. Será el encargado de compensar a las empresas con una suma de dinero

Control de calidad

Los electrodomésticos deberán no sólo estar en buen estado, sino también funcionar de manera adecuada. Los consumidores deberán acreditarlo en una declaración jurada

Planes de cuotas

Para las compras, los consumidores podrán utilizar los planes de promociones o estímulos lanzados por el Gobierno, como el Ahora 12. También las iniciativas similares que se anuncien

Vigencia del programa

Según borradores de la resolución que se estudia en los ministerios de Economía y Planificación, el plan vence el 31 de diciembre de este año

Plazos para comprar

Una vez que el consumidor se anote en el registro, la operación de canje no debería demorar más de diez días.

Fuente: La Nación

Comentarios