Policiales
Jueves 06 de Agosto de 2015

Buscan desesperadamente a una nena raptada por la madre

El martes Rocío Olivera, a quien le quitaron la tenencia, fue a buscarla como lo indica el régimen de visitas. Debía devolverla a las 20.30, pero hasta ayer nada se sabía sobre ella y la pequeña que tiene un año y medio. Ocurrió en Mendoza.

“Ahora vas a saber lo que es no tener más a tu hija”. La amenaza fue vía telefónica de Rocío Olivera (24), madre de Isabella de un año y medio, a su ex pareja durante 4 años, Sebastián Santiano (32). El hombre  tiene la tenencia provisoria de la nena, según lo estableció el Cuarto Juzgado de Menores a cargo de Delicia Ruggieri, por “abandono de persona” de parte de la madre de la pequeña en más de una ocasión. Pese al pedido del padre de que no la dejara en contacto con la madre, la magistrada le extendió a esta más horas para que ambas pudieran estar más tiempo juntas.
Lo que preocupa sobremanera a la familia de Santiano, quien vive en el barrio Cadore, de Villanueva, en Guaymallén, es que la mujer –residente en Misiones– tiene a su padre que es comisario y puede hacerla pasar a Brasil, en donde tiene familiares. Esto pese a que la chiquita no tiene documentación alguna consigo. “Pero en este país, todo es posible”, confió una fuente de la familia.
Ayer la nena fue buscada en su hogar por su madre, como siempre lo hacía cuando tenía el permiso para verla. Quien se la entregó fue una prima de Sebastián, María Celeste, a eso de las 9.30 y tenían pactado la entrega a las 20.30. Sebastián besó a su hija antes de que se la llevara su ex con “un te amo hija”. Nada hacía prever que Rocío no cumpliría con la devolución de Isabella “ya que anteriormente siempre fue puntual”.
“Hace dos semanas, la jueza volvió a darle al padre la tenencia provisoria”, recordó María Celeste.
Con profunda congoja contó: “Sebastián está desesperado porque además, hace cuatro meses perdió a su mamá y ahora esto lo sumió en una gran tristeza y desconsuelo. Su esperanza era que la jueza no le diera a Rocío la posibilidad de acercamiento a Isabella, porque intuía que podría pasar lo que en definitiva sucedió: que se la llevara y hasta ahora no tenemos noticias de ella”.
Recordó que ayer a la mañana él fue a ver a la jueza para contarle lo sucedido y responsabilizándola por ello. “Ahora está con un abogado penalista para que se haga cargo del caso, ya que lo único que quiere es recuperar a su hija por la cual se desvive permanentemente. Él es el que la lleva a los controles médicos y está pendiente de Isabella, haciendo de ella una razón para vivir”, puntualizó Celeste.
“Por eso el martes a la noche radicó la denuncia por el paradero de Isabella, quien tiene un año y medio, es rubia y tiene ojos celestes, en la Oficina Fiscal Nº9 de Guaymallén y la investigación quedó a cargo del Fiscal Gonzalo Marzal”, agregó.
Otra de las preocupaciones de Sebastián es que Rocío se haya llevado a su hijita a Misiones, de donde ella es oriunda. A Mendoza vino en compañía de sus padres, o sea los abuelos de la nena. Sebastián moverá cielo y tierra para recuperarla.
Desde el punto de vista judicial, el fiscal de Guaymallén Gonzalo Marzal caratuló la causa, por el momento, como averiguación paradero pero no excluye adjudicarle a la madre el delito de desobediencia a la jueza y tal vez sustracción de menores, habida cuenta que ella no tiene la patria potestad de Isabella.
Además, según explicó el Fiscal a Diario UNO, libró pedidos a nivel nacional a Migraciones, Gendarmería y a la policía de Búsqueda de Personas de Misiones, en el supuesto caso de que Rocío haya llevado a la nena a la casa de sus padres que viven allá. 
 

Comentarios