Lunes 25 de Julio de 2016

Bonadío le puso paños fríos a la posibilidad de que Cristina vaya presa

Luego de que la ex Presidente declarara que "no le tiene miedo a la cárcel", el juez federal que la investiga dio a entender que no tiene previsto cambiar la situación procesal. 

"¿No hay ningún motivo para pensar que la doctora Kirchner ahora vaya a estar presa?", preguntó Luis Novaresio en Radio La Red. Y el juez federal Claudio Bonadio contestó: "Póngalo así". De esa forma el magistrado que instruye dos de los expedientes que tienen como imputada a la ex presidente Cristina Kirchner dio a entender que no está previsto su detención.
La aclaración surge horas después de que la ex jefa de Estado reiterara en una entrevista con medios afines que hay una persecución política en su contra que pretende verla en prisión. "Ir presa es parte de los riesgos que uno toma cuando decide medidas a favor de la gente", declaró la ex mandataria.
Bonadio no quiso dar muchos detalles sobre la situación procesal de la ex jefa de Estado porque esas cuestiones "se resuelven en el expediente en función de las pruebas que se juntan, los delitos que se le imputan y las actitudes de las partes".
No obstante adelantó que en las próximas horas tomará una decisión vinculada con la pensión que cobra la ex mandataria -se encuentra embargada- y precisó que la investigación Dólar Futuro que se encuentra bajo su órbita está muy cerca de ser enviada a juicio oral y público.
"Si la Cámara Federal decide confirmar el procesamiento, la causa queda en condiciones de ser elevada. Si la Cámara decide que no están dadas las condiciones, generalmente declara el sobreseimiento o la falta de mérito", detalló.
El magistrado reveló además que están investigando la "solvencia fiscal" de las personas y grupos económicos que se beneficiaron con la compra de dólar futuro y explicó los fundamentos por los cuales considera que la ex Presidente está vinculada con decisiones adoptadas en un organismo autónomo como es el Banco Central.
"Desde lo formal es así, pero nosotros tenemos claro que sobre el Banco Central hubo una influencia externa que destruyó la autonomía. Primero porque varios directores fueron nombrados luego de ser funcionarios de Axel Kicillof en Economía y segundo porque hay casos como los de Fábrega y Redrado a quienes los echaron por tomar decisiones autónomas de acuerdo a las pretensiones del Poder Ejecutivo", aseguró.
Bonadio las voces que indican que tiene un encono especial con la ex Presidente y aclaró que sus acciones están reguladas a "a partir de la prueba que se junta en un expediente". "Es inexcusable como base para tomar una decisión hacia un lado o hacia el otro; no hay margen para la enemistad con las pruebas de un expediente", sentenció.

Comentarios