Mundo
Sábado 01 de Enero de 2011

¿Bebiste de más? Aquí, 10 recetas para evitar la resaca

Cuando bebes en exceso, al día siguiente la resaca no te deja ser ni estar. Estos son nuestros 10 métodos favoritos para sobrevivir “al día después”.

Los excesos de una noche pueden hacernos sufrir más allá de los límites del fin de semana. A continuación, 10 claves para levantar la copa toda la noche y poder levantarte el día después.

1. Agua.
Un clásico, antes, durante, y después de las otras bebidas. El alcohol deshidrata y eso genera la mayor parte de los efectos colaterales. El agua diluye el alcohol en la sangre. Se recomienda dejar una botella al lado de la cama.

2. La película estomacal.
Si has comido, el alcohol pega más. Así que más vale comer algo antes de acercarse a la barra. Las pastas y la pizza funcionan, porque ayudan a absorber el alcohol.

3. Tiempo al tiempo.
Aunque sientas que el cuerpo se apaga, aguanta un poco más. Toma más agua, distráete. Cuantas más horas pasen entre el último trago y el fade out, mejor estarás la próxima vez que abras los ojos.

4. Dulces.
Localiza la fuente de glucosa más cercana y absórbela. Nada como una torta de chocolate, pero en caso de emergencia, vacía un sobrecito de azúcar en la lengua. El alcohol produce pérdida de glucosa y hay que recuperarla.

5. Dame un limón.
Todos hablan del limón: solo, con Coca Cola, con agua y sal. Lo mejor es un té de limón. Corta uno en rodajas y ponlo a hervir 10 minutos en con dos tazas de agua. Agrégale un poquito de azúcar, y adentro.

6. La variante energética.
La vitamina B también ha sido damnificada durante la noche. Un licuado de banana con leche y frutas secas, al mejor estilo físico culturista, puede ayudar.

7. Farmacia.
La farmacia ofrece pastillas que combaten la resaca. Elige una marca y sé fiel. El gran problema de las soluciones químicas es el formato: una verdadera resaca machaza no admite tragar pastillones así como así.

8. Hidroterapia.
Una ducha caliente ayuda a transpirar y eliminar las toxinas. Termínala con un golpe de agua fría, que estimula la circulación.

9. Ventílate.
El cuerpo queda débil y necesita reposo, dentro de lo posible al aire libre, para evitar mareos. Si hay que trabajar sí o sí, intenta quedar cerca de una ventana abierta, y tómatelo con calma.

10. Como un atleta.
La manera más rápida de recuperar sales, potasio y vitaminas es la de los deportistas: las bebidas isotónicas, como Gatorade y otras similares. También son muy útiles los jugos de frutas y las sopas.

Comentarios