San Juan
Martes 25 de Enero de 2011

Bebé descuartizado: la mujer detenida confesó que mató a su hijo

Carina Lera se quebró y le confesó a la policía que descuartizó al bebé recién nacido porque tenía vergüenza de contarle a sus 5 hijos que tenía otro bebé. Luego de ser interrogada dos veces y negar que estuviese embarazada, la mujer finalmente habló.

Después de menos de un día de detención, Carina Lera (34), la mujer que estaba alojada en la comisaría Sexta, confesó que ella era la madre del bebé que apareció descuartizado en un baldío de Rawson.

Según fuentes policiales, Lera se “quebró” y terminó confesando que ella era la madre del bebé que apareció descuartizado en un terreno baldío de la villa Avellaneda de Rawson. Los investigadores no dieron demasiados detalles de la confesión de la mujer pero relataron que la detenida explicó en detalle cuando dió a luz al bebé y decidió deshacerse de él. Fue así como terminó asesinándolo y descuartizándolo para luego tirarlo.

Esta mujer vivía con sus padres y los cinco hijos de su primera pareja, de la que separó hace más de 7 años. Lera se las ingenió para ocultarle su embarazo a toda la familia, incluso les dijo que se hinchaba porque tenía problemas renales.

Cuando se conoció la noticia del homicidio del bebé, los vecinos le dijeron a la policía que esta mujer parecía embarazada, pero cuando los investigadores fueron a verificar ella se los negó en todo momento. “Nos mostró unos estudios y nos dijo que se hinchaba por problemas en los riñones, pero igualmente siguió siendo sospechosa, por eso pedimos que la revisara un legista”, explicaron desde la comisaría.

El médico determinó que la mujer tenía aún restos de placenta en su cuerpo, segregación mamaria y aún conservaba el abdomen abultado, según informó el comisario Vázquez, de esa delegación policial.

Durante la tarde del martes y con todas las pruebas sobre la mesa, Lera tuvo que confesar y quedar a disposición de la Justicia. La mujer es de escasos recursos y no puede pagarse un abogado por lo que se cree que tendrá un defensor oficial. La causa está en el tercer Juzgado de Instrucción del juez Guillermo Adárvez.

La situación familiar

La detención de Lera dejó destrozada a la familia. Es que los padres de la mujer no pueden creer lo que hizo su hija en tanto que los hijos se quedaron sin madre.

Hoy fue a la Comisaría Sexta el padre de los cinco chicos. El hombre desesperado aseguró que no sabe cómo cuidar a sus hijos, que ahora quedaron a su cargo. Por eso, desde la comisaría iban a intentar contactarse con el ministerio de Desarrollo Humano para que el área de Niñez le dé contención a los chicos.
 

Comentarios