Política
Jueves 27 de Agosto de 2015

Beatriz Rojkés a una senadora tucumana opositora: "Se la tira a virgen, es víctima de violencia de género y le gusta"

La esposa del gobernador de Tucumán fue protagonistra de un momento tenso cuando, tratando un texto de repudio a lo que sucede en la provincia norteña, le contestó una barbaridad a la senadora Silvia Elías.

El Congreso se convirtió ayer en un nuevo escenario para la polémica por las elecciones en Tucumán, adonde dos de las protagonistas de esa disputa política cruzaron durísimas acusaciones. La senadora Beatriz Rojkés, esposa del gobernador José Alperovich, y su colega de la UCR Silvia Elías terminaron enfrascadas en una discusión que llegó a límites vergonzantes cuando la primera, visiblemente perturbada, señaló que Elías es víctima de violencia de género “y que le encanta”.
El tema llegó al recinto de manos de la oposición que, al igual que en Diputados, reclamó aprobar un texto repudiando la violenta represión de la protesta en Tucumán. Ese pedido provocó la respuesta airada de Rojkés, quien a pesar de haber sido presidenta provisional del Senado durante dos períodos parlamentarios, siempre mantuvo un perfil bajísimo en el recinto. “"Nunca he contestado un agravio. Nos quieren hacer quedar como los más horribles, somos gente decente"”, se exaltó y consideró que “los "perdedores no tienen la grandeza de reconocer que han perdido"”. En ese contexto, subrayó que los opositores al oficialismo que lidera su marido “no son gente de bien” sino "denunciantes seriales"”.
El nerviosismo en su voz fue creciendo, hasta que habló directamente de la senadora Elías, quien se había hecho presente en las protestas del lunes en Tucumán para interceder ante la Policía. "“Como esta mujer, que se la tira de virgen y se disfraza por ahí. También voy a hablar de violencia contra la mujer, y de la cual ella es víctima”", la señaló Rojkés. "“Yo esperaba que alguien de la banca de la mujer salga a defender a esta pobre mujer que la han dejado sola y la han humillado y sin embargo sigue. Y ha hecho una excelente elección, quiero felicitarla senadora", –la miró–. "Porque a pesar de todo el maltrato que usted ha sufrido y que le encanta, porque la violencia se da de a dos, como en un matrimonio de violentos y golpeados...”". No pudo terminar la penosa frase. Elías la interrumpió para presentar una queja formal en su contra. “"No voy a aceptar la cantidad de barbaridades que me ha dicho"”, enfatizó la radical, cerrando la discusión.
Minutos después, el jefe de la bancada oficialista, Miguel Pichetto, clausuró definitivamente el debate al enviar a comisión el texto que había redactado la oposición para repudiar la represión. Si bien reconoció la cancha inclinada a favor de los oficialismos en las elecciones, el rionegrino destacó que él perdió en su provincia por una diferencia similar a la que Juan Manzur, del FpV, le sacó a José Cano, del Acuerdo por el Bicentenario en Tucumán, y que admitió la derrota rápidamente. "“Los dirigentes políticos tenemos mucha responsabilidad sobre los acontecimientos"”, observó, y remarcó que "“hay algunos grupos de poder que están tratando de instalar un escenario frente a la elección de octubre, donde si gana el Frente para la Victoria la ecuación final va a ser que fue fraude”".
En espejo, en la Cámara de Diputados el oficialismo replicó a Pichetto y giró a comisión el planteo opositor para repudiar la violencia en Tucumán y la muerte de un militante radical en Jujuy (tema que también se había hecho presente en el Senado). Con el condimento extra de la presencia de Cano en el recinto, el jefe de la bancada radical, Mario Negri, pidió condenar “la falta de transparencia y el fraude” que a su juicio definieron a esas elecciones.
La titular de la bancada kirchnerista, Juliana Di Tullio, se sumó a las críticas a la Policía tucumana por la represión, pero dio por tierra con el pedido opositor. La diputada negó que haya habido fraude, en sintonía con la Junta Electoral Provincial, y anunció que su bloque apoyaría el giro a comisión del texto. “"Les hablamos desde un partido que ha sido víctima de proscripciones, fraude, muertes, desapariciones, torturas. Desde ese lugar"”, definió.
Cronista Comercial

Comentarios